(CNN) - A la vaquita mexicana le acaba de salir un defensor de alto nivel. El ganador del Oscar Leonardo DiCaprio usó su cuenta de Instagram para alzar su voz por la especie de marsopa más pequeña del mundo.

Según alertó la WWF (World Wildlife Fund o Fondo Mundial para la Naturaleza) en mayo de 2016, a la vaquita mexicana "se le acabó el tiempo".

Según la WWF, ahora está al borde de la extinción, a pesar de los esfuerzos del gobierno federal de México invertidos en programas para educar a los pescadores para que no las atrapen.

Imagen de 1992 de un pescador sosteniendo un totoaba, también en riesgo de extinción. Sobre la paja se ve una vaquita muerta. (Crédito: Omar Vidal)

De acuerdo con el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), la población de estos animales en 2015 apenas superaba los 60. Un año antes quedaban 97 "lo que quiere decir que 40% de su población se perdió en el último año", afirma la CIRVA citada en el comunicado de la WWF.

DiCaprio se unió a la WWF en su publicación en Instagram pidiéndole a la gente que lo acompañaran para hacerle saber al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que exigen que se tomen acciones para proteger a la vaquita:

Su llamado pronto llamó la atención del mandatario, pues días después tuiteó varios mensajes en inglés defendiendo los esfuerzos de su gobierno para salvar a esta marsopa.

"México ha enfocado todos sus esfuerzos a prevenir la extinción de esta especie", dijo el mandatario.

Parte de los esfuerzos del gobierno mexicano por salvar la vaquita fue una medida establecida en 2013 que prohibía el uso de estas redes y se establecía que debían ser reemplazadas por unas en las que no quedaran atrapadas las marsopas. Dos años después, el presidente de México Enrique Peña Nieto ofreció un plan que compensaba a las familias pesqueras afectadas.

A pesar de eso, se estima que quedan solo 30 vaquitas vivas.