(CNNMoney) - Una torre de 15 pisos de Ferraris y Lamborghinis en cajas de vidrio se ha convertido en un hito peculiar en Singapur. Y todo comenzó con una visita a Toys R Us.

Luchando con la falta de espacio en su sala de exposición de automóviles deportivos, Gary Hong se inspiró en una exhibición vertical de los coches Matchbox mientras hacía compras en la tienda de juguetes con su hijo.

Hong, de 45 años, ha convertido su visión en una torre de 45 metros que alberga algunos de los coches más caros del mundo.

"Decidimos construir algo un poco diferente para resolver el problema", dijo a CNNMoney Hong, gerente general de Autobahn Motors.

La torre de Autobahn muestra aproximadamente 60 vehículos diferentes, que van desde modelos más nuevos como el Lamborghini Aventador hasta coches más coleccionables como el Ferrari 512M.

Los coches bajan tocando un botón en la aplicación móvil personalizada de Autobahn, y un video mostrando el coche elegido del cliente se reproduce mientras esperan a que llegue al suelo para ver, probar o vender.

Sin embargo, la experiencia no es enteramente autoservicio. El personal supervisa a los clientes cuando solicitan un vehículo.

La creación de Hong no es un concepto nuevo. Máquinas expendedoras de automóviles han surgido en otros países en los últimos años, incluidos EE.UU. y Japón. Aparte de su valor novedoso, resuelven el problema de larga data de los concesionarios de cómo mostrar más coches con una cantidad limitada de área, un gran problema en la densamente poblada Singapur.

Desde que fue construido en diciembre, los visitantes se han reunido para ver la torre de Singapur, y no sólo se trata de clientes potenciales. Los desarrolladores de tierras que luchan por encontrar suficiente espacio para aparcar también han hecho visitas frecuentes a la sala de exposición, dijo Hong.

Autobahn ha logrado convertir algo de esa atención en dinero, también. Las ventas aumentaron aproximadamente 30% en el primer trimestre de este año en comparación con el cuarto trimestre de 2016, dijo Hong.

Su equipo ahora está ocupado patentando parte de la tecnología, que planean vender a las empresas que buscan solucionar problemas de gestión de inventario en China y otros países.