(CNN) – In my time of dying, I want nobody to mourn (En el momento de mi muerte, no quiero que nadie me llore)

All I want for you to do is take my body home (Todo lo que quiero es que lleven mi cuerpo a casa)

Esos son los primeros versos de la última canción que la voz de Chris Cornell entonaría en vida, subido en un escenario: un cover de In My Time of Dying (En el momento de mi muerte), de Led Zeppelin.

Cornell y su banda Soundgarden ya habían tocado ese cover antes y lo repitieron para cerrar su show en el Teatro Fox de Detroit este miércoles. Apenas unas horas después, Cornell fue encontrado muerto. Tenía 52 años.

“Honestamente, había algo que se veía con él anoche”, le dijo a CNN Joey Mugan, uno de los asistentes al concierto. “Simplemente, no pensé en eso porque el show era muy bueno”, añadió.

Mugan logró tomar la lista de canciones que estaba en el escenario. Sin embargo, la actuación de la banda fue diferente a lo que ahí aparecía, algo que no es tan inusual en un espectáculo de rock en vivo.

A la mañana siguiente, cuando se enteró de que Cornell había muerto, Mugan dijo que era difícil creer que lo había visto en el escenario hacía menos de 12 horas.

En la ola de duelo que despertó la muerte de Cornell, el guitarrista Led Zeppelin Jimmy Page también se manifestó:

Descansa en paz Chris Cornell
Increíblemente talentoso
Increíblemente joven
Increíblemente extrañado

Durante su tiempo en la cúspide de la escena del rock y del grunge, Cornell luchó contra el abuso de sustancias y otros demonios que también persiguieron a muchos de sus contemporáneos.

“He perdido a muchos amigos jóvenes y brillantes, personas que yo creía estaban muy inspiradas”, le confesó a la revista Rolling Stone en 2015. “Todos ellos eran jóvenes y estos chicos tenían un potencial ilimitado en sus vidas por delante”, añadió.

Chris Cornell se presentó con su banda Soundgarden en Detroit, Michigan, este miércoles, justo unas horas antes morir.

En los últimos años, Cornell parecía haber alcanzado un nuevo ritmo. Se mudó al estado de Florida con su familia y se abrió frente al tema de su sobriedad a largo plazo.

"Fue un proceso largo y lento y luego una recuperación larga y lenta, pero también hubo autodescubrimiento", le reveló Cornell al medio Mirror en 2012 sobre su batalla contra el alcoholismo. Manifestó que toda la diferencia en este camino la hicieron tener una identidad musical, amigos y una banda de apoyo.

“Fui muy afortunado de poder ver eso y no darlo por sentado. Me ayudó a salir del lodo. Vi lo duro que podría llegar a ser”, insistió el artista.

Una autopsia realizada este jueves determinó la causa de la muerte de Cornell: se ahorcó.

La última canción que Cornell lanzó fue The Promise (La promesa). Así termina:

And one promise you made (Y una promesa hiciste)

One promise that always remains (Una promesa que siempre permanece)

No matter the price (No importa el precio)

A promise to survive (Una promesa de sobrevivir)

Persevere and thrive (De perseverar y prosperar)

And dare to rise once more (Y atreverte a levantarte una vez más)

A promise to survive (Una promesa de sobrevivir)

Persevere and thrive (De perseverar y prosperar)

And fill the world with life (De llenar el mundo de vida)

As we've always done (Como siempre lo hemos hecho)

-

Chloe Melas de CNN contribuyó a esta historia.