(CNN Español) - El Real Madrid se pudo hacer este domingo con su liga española número 33 después de ganar por 0-2 en el campo del Málaga y superar por tres puntos (93 contra 90) a su eterno rival, el Barcelona, que le ganó al Eibar por 4-2 en el Camp Nou. El Barcelona necesitaba que los andaluces se impusieran sobre los 'merengues'.

LEE: La Liga se pinta de blanco: ¡Real Madrid, campeón!

En la consecución de este logro tuvo mucho que ver el espectacular rendimiento de la fórmula BC (Karim Benzema y Cristiano Ronaldo) quienes anotaron 36 goles en la liga. La otra "B" de la llamada "BBC",  la del galés Gareth Bale, no ha tenido buena fortuna esta temporada con las repetidas lesiones. El colombiano James Rodríguez, a quienes muchos lo ven fuera del equipo blanco, puso también su cuota con ocho goles, entre ellos uno al Barcelona.

La contracara de la celebración madridista es la frustración de los catalanes, para quienes el título hubiera representado un bálsamo tras eliminación del equipo en la Liga de Campeones a manos de la Juventus en cuartos de final.

La 'Champions' mostró una cara poco habitual en el Barcelona de los últimos años: la de una oncena desequilibrado, que recibía muchos goles y que apelaba al poder anotador de la "MSN" (Messi, Suárez y Neymar) para salir adelante.

 

En total, el Real Madrid convirtió 106 goles en la liga. Una cifra que se antojaría monstruosa para cualquier equipo promedio, pero no para el poder goleador de los madridistas.

Cristiano Ronaldo y su poder goleador han sido claves en el Real Madrid. (Crédito: GERARD JULIEN/AFP/Getty Images)

La 2016-2017 es una temporada en la que el equipo dirigido por el francés Zinedine Zidane ha encontrado más solidez que en la anterior, en la que ganó la Liga de Campeones (en la final contra el Atlético de Madrid en Milán), pero perdió la liga contra los catalanes por un punto.

Realmente, el único escollo realmente serio que tuvo el equipo 'merengue' fue el clásico que perdió por 2-3 ante los de Luis Enrique el pasado 23 de abril, en el que el argentino Lionel Messi tuvo una espectacular actuación.

Ese partido prendió las alarmas al quedar igualados con los 'culés' en 75 puntos. Un 2-6 contra La Coruña, un 2-1 contra el Valencia, un 0-4 sobre el Granada, otra demostración de poder goleador contra el Sevilla por 4-1, un 1-4 sobre el Granada y un 0-2 contra el Málaga fueron la reacción de los madridistas para ganar el título al final. Otro plus fue la victoria por 1-4 contra el Celta, en un partido de la fecha 21 que se pudo jugar recién el pasado miércoles.

Los de Zidane tienen la oportunidad de redondear una gran campaña este 3 de junio si ganan su decimosegundo título de Liga de Campeones en la final contra el Juventus italiano que se va a disputar en el Millenium Stadium de Cardiff (Gales).