(CNNMoney) - Ella es una empresaria, defensora de la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas para niñas y además, científica espacial. Y ahora está a cargo de las Girl Scouts.

Sylvia Acevedo fue nombrada como directora ejecutiva permanente de la organización en un momento en el que la membresía recién se estabiliza luego de años de decaimiento. Cerca de 2,5 millones de niñas hacen parte de esta organización.

Uno de los trabajos de Acevedo será aumentar ese número. El discurso para vender debe ser fácil: su propia historia de vida ha demostrado que ser scout puede cambiar la vida.

Acevedo se unió a las Girl Scouts cuando tenía 7 años. Creció en Nuevo México en lo que ella describe como una familia inusual. Sus abuelos habían llegado de México y la familia era fuerte y unida, pero “no nos asimilamos completamente en la comunidad”, dice ella.

Sylvia Acevedo, la actual directora ejecutiva de las Girl Scouts, se unió a este grupo desde que tenía 7 años.

Unirse a las Girl Scouts la ayudó a hacer amigos y descubrir sus intereses. Fue una líder de tropa la que notó primero el interés de Acevedo en la ciencia.

“Me vio mirando las estrellas una noche y se dio cuenta de eso”, cuenta Acevedo. “Quería ganar una insignia de cocina, pero ella me animó a intentar obtener una de ciencia”.

Acevedo consiguió un kit de cohetes de aficionada y montó un cohete “que pudiera atravesar el brillante cielo azul de Nuevo México”. Tuvo que hacer algunos intentos antes de que el cohete despegara. Entonces ganó la insignia de ciencia.

Acevedo recuerda con cariño a la líder de tropa, especialmente porque era una época en la que la gente no alentaba a las niñas a seguir esas disciplinas.

“Lo que hizo me ayudó a darme cuenta de que podría alcanzar mis metas y crear oportunidades para mí misma”, agregó.

Sylvia Acevedo le agradece a su líder de tropa por ayudarle a descubrir su interés en la ciencia y la tecnología.

Acevedo llegó a ser ingeniera y trabajó en la NASA en el Laboratorio de Propulsión de Cohetes, incluyendo el Voyager de Júpiter, en 1979. Más tarde trabajó en IBM y Dell antes de lanzar una compañía de software.

Recibió el trabajo interino como directora ejecutiva de las Girl Scouts hace un año y se ha enfocado en defender el sistema educativo STEM, particularmente haciendo énfasis en el valor de las niñas en las comunitarias minoritarias de los Estados Unidos.

“Si tienes un entendimiento básico de tecnología, tendrás éxito en el siglo XXI”, dice ella, que tiene planeado implementar nuevas insignias en STEM y robótica.

Acevedo también quiere aumentar la fuerza en el programa cívico de las Girl Scouts. Más de la mitad de mujeres en el Congreso alguna vez fueron parte de esta comunidad, dice la organización.

“Las Girl Scouts te dan capacidades que mejoran tu vida”, dice Acevedo. “Vemos cómo los miembros se gradúan con un nivel más alto de desempeño y más adelante en la vida ganan más dinero. Lo que creamos es capital humano”.

Monique Limón, miembro de la Asamblea de California que nominó a Acevedo para un premio del Caucus Latino Legislativo este año por su trabajo en el campo de la educación, celebró su elección como CEO de las Girl Scouts.

“Ella está haciendo una diferencia para las niñas en todo el país”, dice Limón, “usando su propia historia de vida mostrándoles que todo es posible”.