(CNN Español) - En una nueva arremetida contra el gobierno de Colombia, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le dijo este domingo a su homólogo colombiano Juan Manuel Santos que se concentre en sus asuntos internos y que con Venezuela no se meta pues le puede “salir mal la jugada”.

“A la oligarquía colombiana le digo desde aquí no se metan con el movimiento bolivariano revolucionario de Venezuela. No se meta con nosotros. Les puede salir muy mal la jugada”, dijo Maduro en el programa dominical Los Domingos con Maduro. “Oligarquía colombiana, temblad”.

Maduro se dirigió a Santos pidiéndole que se dedicara a “resolver” sus asuntos en Colombia como por ejemplo el desempleo, la miseria y el tráfico de drogas.

LEE: Maduro dice que va a haber una "matanza" contra los miembros de las FARC

“Coge mínimo Santos que la tienen bien fea en Colombia”, dijo Maduro. “Resuelve los asuntos del desempleo, de la educación, del hambre, de la miseria, de la falta de salud que hay en Colombia y no te metas en Venezuela que yo no me meto con Colombia”.

Al final Maduró alertó a Santos: “¡Cuidado les sale un Chávez en Colombia!”, dijo. “Colombia lo que necesita es un Chávez para que ustedes vean cómo ese pueblo se va detrás de ese Chávez”.

Esta es la segunda arremetida del presidente Maduro a su homólogo colombiano poco más de un mes.

El pasado 20 de abril, el presidente Juan Manuel Santos dijo que hacía seis años le había advertido al fallecido presidente Hugo Chávez que la revolución bolivariana había fracasado.

Esas declaraciones desataron la furia de Maduro, quien horas después respondió con una amenaza sobre revelar información “secreta” sobre el proceso de paz entre el Gobierno y las FARC, del cuál Venezuela fue país acompañante desde la época del fallecido Hugo Chávez.

“Voy a sacar todas las grabaciones y todos los secretos que tengo del proceso de Paz de Colombia, para que se sepa de lo que se ha burlado el proceso de paz. Voy a sacar la verdad”, dijo Maduro en una transmisión conjunta de radio y televisión.

LEE: Latinoamérica, dividida por una Venezuela sumida en las manifestaciones

Foto de archivo: los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, en una reunión bilateral en Cartagena de Indias, Colombia, en agosto de 2014. (Crédito: EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

El mandatario venezolano dijo que tiene más de 10 años de pruebas sobre el proceso de paz y aseguró que se está preparando una "matanza" contra miembros de las FARC, la guerrilla con la que el gobierno de Santos firmó el acuerdo de paz, según VTV.

Según Maduro, el acuerdo fue posible “gracias a Hugo Chávez y a mí”.

Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela se han tensado aún más desde el inicio de las protestas de la oposición contra el gobierno Maduro desde que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela emitió su sentencia contra la Asamblea Nacional a principios de abril, que fue revertida tres días después.

El número de personas muertas relacionadas con las protestas que se registran en Venezuela desde abril subió a 59, según la cifra más reciente otorgada por el Ministerio Público este 27 de mayo.

En ese momento, Santos le pidió a la canciller María Ángela Holguín —quien adelantaba una visita en Nueva York— que le pidiera al secretario general de las Naciones Unidas “poner su atención en la preocupante militarización de la sociedad venezolana”.

Esto luego de que el presidente Nicolás Maduro autorizara este lunes darles “un fusil para cada miliciano y cada miliciana" para enfrentar “cualquier imperialismo”.

Las relaciones entre ambos países han estado tensas desde 2015 cuando Maduro cerró la frontera con Colombia supuestamente para controlar el contrabando en la zona.

En plena crisis fronteriza entre ambos países, Santos le dijo a Maduro sobre las denuncias sobre los supuestos planes de conspiración para desestabilizar al gobierno de Venezuela, que es la propia revolución bolivariana la que se está destruyendo.

“Ni el presidente de Colombia ni los colombianos estamos intentando destruir a la revolución bolivariana. La revolución bolivariana se está autodestruyendo. Nunca, bajo ningún escenario, la hemos atacado… No vengan a echarnos la culpa de lo que está pasando en Venezuela”, dijo Santos en una declaración desde la Casa de Nariño en ese entonces.