Sven viajó desde su residencia en Múnich (Alemania) a la Clínica Universidad de Navarra (España) en busca de un tratamiento para el mieloma múltiple del que había sido diagnosticado. Y lo encontró.

Casado y con tres hijos, este alemán de 47 años recibió en junio de 2015 el diagnóstico de mieloma múltiple.

Se trata de un cáncer de células plasmáticas (encargadas de producir anticuerpos frente a las enfermedades) que afecta principalmente a la médula ósea.  El mieloma se debe a la producción y crecimiento de células plasmáticas anormales, que se multiplican y proliferan en la médula ósea, superando a las células sanas e impidiéndoles funcionar normalmente.

Comenzó entonces a buscar los expertos que hubieran realizado las mayores aportaciones del mundo en este campo. Y así es como encontró al doctor Jesús San Miguel,  director médico de la Clínica Universidad de Navarra y especialista en Hematología y Hemoterapia.

“Cuando llegamos a la Clínica, ante mi preocupación, el doctor San Miguel nos dijo: Sven, te puedo asegurar que vas a estar presente en el matrimonio de tus hijas”.

Cuando Sven completó el tratamiento para el mieloma múltiple en la Clínica, pudo regresar a Múnich y poco a poco retomó su vida, la misma de la que disfrutaba con anterioridad pero con muchas lecciones aprendidas. “Antes de esta enfermedad, vivía en el futuro, ahora he encontrado una combinación muy bonita entre vivir el presente y tener muchos sueños para el futuro”.