(CNN) - El exdirector del FBI James Comey tomó el centro del escenario en un emocionante drama político nacional este jueves, en un testimonio en el Congreso que puede tener serias consecuencias para el destino de la presidencia de Donald Trump.

Comey se está presentando ante el Comité de Inteligencia del Senado a las 10:00, hora del este de Estados Unidos, en una de las audiencias más esperadas en décadas en la política estadounidense, en la que va acontradecir públicamente aspectos de la narración de Trump sobre sus conversaciones privadas.

Sigue aquí todas las actualizaciones sobre la audiencia de Comey

Su testimonio representa un punto de inflexión en la saga de la intervención de Rusia en las elecciones de 2016 y la presunta connivencia de colaboradores de Trump, algo que ha proyectado una oscura sombra sobre los primeros meses del nuevo gobierno.

Comey se enfrentará a preguntas acerca de si Trump abusó de su poder al demandarle lealtad. También tendrá que responder sobre las acusaciones de que el presidente intentó obstruir la justicia al pedirle cerrar parte de la investigación del FBI sobre Rusia.

Las audiencias representan un raro momento de la experiencia nacional común de la clase que se ha vuelto raro en el panorama de los medios fragmentada de la era de Internet. Las redes nacionales de televisión están rompiendo en la programación regular para cubrir la audiencia éxito de taquilla.

Este drama político parece destinado a ocupar un lugar destacado junto a otros televisados momentos de suspense en Capitol Hill, como la audiencia de Anita Hill en 1991, partes de las audiencias de Watergate en 1973 y las audiencias Ejército-McCarthy en 1964.

En esencia, esto se reduce a una confrontación de dos versiones del mismo evento: una ofrecida por el presidente Donald Trump y la otra por el director del FBI, a quien el mandatario despidió.

MIRA: Cronología de la tensión entre Comey y Trump

Y dada la obsesión de Trump con la cobertura de noticias y su creencia de que ha sido injustamente calumniado en la investigación sobre Rusia, su reacción al testimonio de Comey -posiblemente en Twitter- se añadirá a la atmósfera de este trascendental momento político.

La decisión de Comey de hacer pública su declaración un día antes de la audiencia convirtió lo que estaba dispuesto como un drama de un día en un frenesí de dos.

El exdirector del FBI escribió que el presidente le exigió su lealtad, le pidió abandonar la investigación sobre el entonces asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn y repetidamente lo presionó para declarar públicamente que él mismo no estaba bajo investigación. Comey dejó en claro su malestar con las acciones del presidente, diciendo que parecía que Trump estaba tratando de crear una "relación de patrocinio". También testificará que se sintió obligado a escribir inmediatamente los detalles de sus encuentros con Trump para su registro. También dijo que imploró al secretario de Justicia, Jeff Sessions, que lo protegiera de futuras conversaciones uno a uno con el presidente.

LEE: James Comey: Trump me pidió que abandonara la investigación sobre Flynn

Los demócratas en la audiencia del jueves pondrán de relieve uno de las más impresionantes revelaciones del testimonio de Comey: su declaración de que Trump le pidió detener la investigación del FBI sobre las conversaciones de Flynn con el embajador de Rusia en Washington durante la transición.

Comey escribió que Trump dijo durante una reunión privada en la Casa Blanca: "'Espero que puedas despejar el camino y abandonar esto, dejar ir a Flynn. Él es un buen tipo. Espero que puedas dejar ir esto'".

"Solo respondí que 'él es un buen tipo'", escribió Comey, agregando: "No dije que lo dejaría ir".

El registro de Comey de ese encuentro entra en conflicto con las declaraciones de Trump. En rueda de prensa el 18 de mayo, al presidente se le preguntó si había pedido al director del FBI sacar a Flynn de la investigación de Rusia.

"No. No. La siguiente pregunta", dijo Trump.

Los demócratas creen que este intercambio entre Trump y Comey sobre Flynn es una evidencia más para construir un caso de obstrucción de la justicia, que en varios momentos de la historia fue considerado una ofensa susceptible de juicio político.

"Creo que es devastador... Si el presidente dijo esas palabras, creo que es absolutamente devastador, completamente inapropiado", dijo el senador demócrata por Nuevo México Martin Heinrich, miembro del Comité de Inteligencia del Senado, a CNN.

La temprana liberación de Comey de su testimonio dio a los demócratas una oportunidad de perfeccionar sus preguntas para el jueves, pero también a los republicanos para preparar sus respuestas.

MÁS: El minuto a minuto de la audiencia | Comey: Trump me pidió que abandonara la investigación sobre Flynn | Cronología de la tensión entre Comey y Trump | Otras audiencias históricas | Todo lo que necesitas saber acerca de la investigación sobre RusiaLas frases más destacadas de Comey