(CNN) - El ala oeste de la Casa Blanca ha funcionado hasta ahora con la primera dama en ausencia, aunque eso pronto cambiará.

Melania Trump - quien ha cumplido con sus deberes mientras ha podido, cuando ha podido, durante sus breves visitas a Washington en los últimos cinco meses - ha estado lejos de ser una presencia habitual en la casa Blanca.

Los días consecutivos en los que la opinión pública ha podido ver más a la primera dama fueron en mayo en el extranjero, cuando acompañó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su primer viaje internacional.

LEE: Lo que aprendimos de Melania Trump en su primer viaje internacional

Su decisión de permanecer en el penthouse que la pareja tiene en la ciudad de Nueva York hasta que su hijo Barron, de 11 años, terminara el año escolar, si bien no tiene precedentes, es sin duda una de sus prerrogativas como madre, dado que las interrupciones escolares pueden afectar a los niños.

Pero la hora ha llegado.

Melania Trump finalmente se mudará a la Casa Blanca, tan pronto como la próxima semana, posiblemente.

"El plan (de mudarse) es para junio, como siempre ha sido, pero no hay una fecha definida", dijo a CNN su directora de comunicaciones, Stephanie Grisham.