(CNN Español) - El Partido Popular Democrático y el Partido Independentista Puertorriqueñoo boicotearán el plebiscito que se llevará a cabo en el país. Este será el quinto plebiscito desde 1967. En 1952, Puerto Rico fue proclamado Estado Libre Asociado de la nación estadounidense. Ambos partidos han hecho un llamado a no votar.

Los boricuas serán consultados sobre que alternativa prefieren entre estadidad, independencia o el actual estatus político. El boicot es contra la ley de ‘Descolonización Inmediata de Puerto Rico’ firmada en febrero por el gobernador Ricardo Rosselló, quien a su vez es el presidente del Partido Nuevo Progresista, el cual busca la estadidad para la isla.

El Partido Popular Democrático se opone porque el gobierno no le consultó sobre cómo pactará la consulta. El Independentista está en contra porque se incluyó como alternativa la actual fórmula política de Estado Libre Asociado.

El plebiscito no cuenta con el aval del Departamento de Justicia de Estados Unidos, porque inicialmente la ley no incluyó la alternativa del actual estatus político. El gobierno enmendó la ley, pero la justicia federal no se pronunció al respecto. El liderato estadista confía que el proceso será aceptado.

El gobierno prevé que los resultados del plebiscito provocarán una audiencia en el congreso estadounidense.

El plebiscito tendrá un costo aproximado a los $7,8 millones en fondos estatales y se da en momentos en que el gobierno solicitó declararse en bancarrota, tras enfrentar una deuda pública que supera los $70,000 millones.