(CNN) - Los atacantes del Puente de Londres usaron cinturones explosivos falsos que tenían botellas de agua cubiertas de cinta plateada y habrían planeado crear una "situación de asedio" durante su furia de terror, dijeron las autoridades.

En fotografías dadas a conocer el sábado por la policía se ven cinturones de cuero unidos a botellas desechables cubiertas con cinta.

"No había visto esta táctica antes en Reino Unido, en la que los terroristas crean mayor miedo al llevar explosivos falsos pegados a ellos", dijo el comandante Dean Haydon de la Policía Metropolitana, quien encabeza la investigación.

Los tres hombres atropellaron a peatones en el Puente de Londres el pasado 3 de junio antes de iniciar un frenesí de acuchillamientos en bares en el cercano mercado Borough Market. Cuando acabó la carnicería, ocho personas habían fallecido.

Los atacantes, identificados como Khuram Butt, Rachid Redouane y Youssef Zaghba, fueron abatidos por la policía.

Los cinturones seguían atados a los hombres cuando murieron, dijo la policía.

Los falsos cinturones explosivos eran visibles durante los ataques, dijo Haydon, y podrían haber parecido reales para quienes los vieron.

"Podría ser que hubieran planeado llevar el ataque a una situación de asedio o tal vez los vieron como una forma de protección para que no les dispararán", dijo en una declaración.

"Esto hace que la valentía de esos policías uniformados y miembros del público que atacaron a los terroristas sea más destacable".

Planes para una camioneta más grande

Detalles surgidos desde los ataques indican posibles planes para un ataque a mayor escala.

La policía británica dijo el sábado que Butt, el líder del grupo, intentó alquilar un camión de 7.5 toneladas la mañana del 3 de junio, pero no dio información de pago cuando se le solicitó. Él alquiló una camioneta distinta esa tarde.

Camiones grandes han sido utilizados en anteriores ataques en Europa que han causado un gran número de bajas. Un atacante mató a 86 personas en Francia cuando se abalanzó contra una multitud que celebraba el Día de la Bastilla en julio pasado. En Berlín, otro atacante atropelló a varias personas en un mercado navideño, matando a 12.

Al momento de los ataques en Londres, Butt había salido bao fianza de la cárcel tras un caso de fraude registrado en octubre del año pasado. No se le habían impuesto cargos debido a falta de evidencia, dijo la policía.

Dos fuentes de contraterrorismo dijeron a CNN que aquel arresto era parte de un esfuerzo por parte de la policía británica y el servicio de inteligencia MI5 para sacar de las calles a conocidos extremistas persiguiéndolos por crímenes no relacionados con el terrorismo.