(CNN) - La próxima llamada de Malcolm Turnbull con Donald Trump podría ser... incómoda.

El primer ministro australiano se mofó del presidente estadounidense en un discurso la noche del miércoles ante una multitud de periodistas y políticos, durante la reunión anual del Midwinter Ball en el Parlamento de Australia.

En el audio filtrado, que emitió Channel Nine, Turnbull imitó la forma de hablar de Trump durante el discurso, burlándose de su pobre desempeño en encuestas recientes.

"Él, Donald y yo, ganamos y ganamos en las encuestas", dijo. "¡Ganamos tanto! Ganamos como nunca antes. Sí, ganamos, ganamos. No las falsas encuestas. Las falsas encuestas, no las ganamos. Ganamos en las encuestas reales", dijo, entre aplausos y risas.

La gala del Midwinter Ball es el evento más importante del año político en la capital australiana, al que asisten periodistas, asesores y políticos, similar a la Cena de Corresponsales de la Casa Blanca.

Pero a diferencia de la versión estadounidense, se supone que el discurso del australiano es a 'micrófono cerrado'. Sin embargo, Channel Nine decidió emitirlo cuando partes del discurso de Turnbull aparecieron en redes sociales.

Turnbull incluso hizo mofa de los problemas actuales de Trump con las denuncias de la intromisión rusa en las elecciones de 2016.

"Conocen las encuestas en internet. Son tan fáciles de ganar. (...) Tengo a este tipo ruso. Créanme, es verdad, es verdad", dijo Turnbull en su discurso, imitando el tono de Trump.

Sus palabras se extendieron rápidamente a Estados Unidos, donde la cuenta oficial de Twitter de la popular serie de televisión "House of Cards" envió un mensaje a Turnbull: "Siempre hay una filtración".

El primer ministro australiano, y el presidente estadounidense acababan de reparar su relación después de una llamada telefónica "acalorada" en enero por el planeado acuerdo sobre refugiados entre Australia y Estados Unidos.

Trump y Turnbull se reunieron brevemente en Nueva York en mayo en la cubierta de un portaaviones, donde el líder estadounidense dijo que su relación era "fantástica".

Hablando en la estación de radio australiana 3AW, Turnbull dijo que estaba "decepcionado" porque el discurso se hubiera filtrado, pero lo describió como "una broma".