(CNN Español) - Javier Valdez lo dijo no una, sino muchas veces, en distintos foros: los periodistas en México caminan sobre las brasas del infierno, solos.

En su discurso de aceptación del Premio Internacional por la Libertad de Prensa, del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que le fue entregado en el 2011, fue claro al hablar sobre el trabajo que desarrollaban en el Semanario RíoDoce, del cual fue uno de sus fundadores:

“En RíoDoce hemos experimentado una soledad macabra, porque nada de lo que publicamos tiene ecos, ni seguimientos y esa desolación nos hace más vulnerables.”

Vulnerables en vida y en justicia.

Un mes después de haber sido asesinado en su natal Culiacán, un 15 de mayo a plena luz del día y a pocos metros de su oficina, las autoridades no han logrado dar con el paradero de sus victimarios.

A las investigaciones de la Procuraduría de Sinaloa se ha incorporado la Fiscalía General. Las líneas del posible móvil siguen siendo las mismas que el primer día: el supuesto robo de vehículo o que fue asesinado por una publicación relacionada a la guerra que se libra entre facciones del Cártel de Sinaloa.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, el titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión señaló a la prensa que los avances dentro de las pesquisas permanecen en secrecía para no afectar la indagatoria y proteger a la familia de Valdez.

El 13 de junio, la Procuraduría General de la República publicó el ofrecimiento de poco más de 80.000 dólares, a quienes ofrezcan información útil que lleve a la detención de los probables responsables del homicidio de seis periodistas, entre ellos de Javier Valdez.

De acuerdo a la organización Artículo 19, del año 2000 al 18 de mayo de 2017 han sido asesinados en México 106 periodistas, 33 de ellos durante el mandato del actual presidente, Enrique Peña Nieto.

La mayoría de los casos no han sido esclarecidos, por ell, es que algunas organizaciones gremiales han señalado que la impunidad mata.

Mientras en RíoDoce, su director, Ismael Bojórquez, dijo que “en el caso de Javier Valdez yo estaría esperando que presenten resultados. Entre más tiempo pase, acuérdense que justicia diferida no es justicia”.