(CNN Español) - Las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos han estado llenas de desencuentros históricamente.

Aunque durante la presidencia de Barack Obama el gobierno de Estados Unidos tuvo un acercamiento histórico a la isla comunista, un nuevo revés del gobierno actual en cabeza del presidente Donald Trump pareciera poner las cosas de vuelta en el pasado.

Después de años de trabajo clandestino con el régimen de Castro, Obama anunció en 2014 que Estados Unidos restablecería las relaciones diplomáticas con Cuba, lo que incluiría la reapertura de la embajada de Estados Unidos en La Habana, cerrada en 1961 después de la revolución cubana. En 2016, Obama fue el primer presidente en visitar la isla en más de 50 años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó a un barrio predominantemente cubano de Miami para anunciar su plan de enfriar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, frenando otro aspecto clave del legado del expresidente Barack Obama.

Trump anunció que cancela el tratado de Obama, pero señaló que no afectará los viajes familiares ni las remesas. La embajada continuará en La Habana, pues según dijo Trump, es un canal necesario. Los cambios no serán inmediatos.

Así se han movido las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos.