(CNN) - El partido centrista del presidente de Francia, Emmanuel Macron, logró una victoria decisiva en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias, anunció el Ministerio del Interior.

Con el 97% de los votos escrutados, el partido ¡En Marcha! ganó 300 escaños. Su aliado político, el Mouvement Démocrate, MoDem, ganó 41.

Ese margen de victoria daría a Macron, un centrista proeuropeo, la gran mayoría que ansiaba para llevar más lejos su revolución política, y asestaría un nuevo golpe a los partidos tradicionales. Los conservadores republicanos y otros aliados obtendrían 129 asientos, mientras que Partido Socialista y sus aliados entre 41 y 49, según las proyecciones. El partido ultraderechista del Frente Nacional ganó 8 escaños.

La participación fue baja, situándose apenas por encima del 35% a las 17:00 horas local.

Macron ganó la presidencia francesa el mes pasado sin el soporte de un partido tradicional, y su nuevo movimiento ¡En Marcha! lo ayudó a convencer al electorado frente a la ultraderechista Marine Le Pen en la segunda vuelta.

LEE: ¿Es la victoria de Emmanuel Macron el final del populismo en Europa? Al parecer no