(CNN Español) - Aunque para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, América Latina sea "una región con mucha importancia”, como lo dijo el vicepresidente de ese país la semana pasada en un evento en la Florida, no será él quien se reúna con varios líderes regionales el próximo mes de agosto. En cambio, en su nombre, será el propio Mike Pence el que hará una gira de cinco días por varios países latinoamericanos.

Así lo anunció Pence el pasado 15 de junio en una conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica en Miami, Florida.

Pence visitará Cartagena y Bogotá, Colombia; Buenos Aires, Argentina; Santiago, Chile; y Ciudad de Panamá, Panamá, entre el 13 y el 18 de agosto, informó la Casa Blanca en un comunicado.

El vicepresidente se reunirá con líderes del gobierno y de la comunidad empresarial para “reafirmar el compromiso del presidente de profundizar el comercio bilateral y la inversión con la región y continuar el apoyo del gobierno en temas de cooperación de seguridad, participación empresarial, agricultura y desarrollo de la infraestructura”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

“Aprovecharé el buen trabajo que se ha hecho durante el gobierno del presidente Trump para reforzar nuestros objetivos económicos y de seguridad comunes”, dijo Pence en el evento celebrado el pasado 15 de junio.

El vicepresidente Mike Pence se reunió el pasado 15 de junio con los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández; con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y con su homólogo de El Salvador, Óscar Ortiz, con quienes conversó sobre las principales problemáticas de esos países y temas de cooperación bilateral.

Entre tanto, el secretario de seguridad de Estados Unidos, John Kelly, dijo en una entrevista con la agencia de noticias Efe (publicada en la web del Departamento de Seguridad Nacional) que cree ese país debe abandonar su “posición de dominancia” hacia América Latina y tratar a la región como “iguales”.

“Un punto esencial es que debemos ser aliados al mismo nivel, no una fuerza dominante, que lo sabe todo y les dice a los otros lo que tienen que hacer”, dijo Kelly, que conoce bien la región pues trabajó como jefe del Comando Sur de ese país entre 2012 y 2016.

Según Kelly, Estados Unidos y América Latina deben “ser aliados iguales para resolver los problemas trabajando juntos”.

Kelly habló sobre la seguridad en los países de Centro y Suramérica y dijo que preferiría que los poderes regionales se apoyen unos a otros “antes de que Estados Unidos venga y trate de decirles qué hacer”.

"Hay una gran policía y unas grandes fuerzas armadas en grandes países como Colombia, México, Chile, Perú, en todos lados. Y preferiría que ellos fueran los que mostraran a los centroamericanos el camino a seguir antes que Estados Unidos por muchas razones”, aseguró el secretario de seguridad estadounidense en la entrevista publicada el pasado 15 de junio, en vísperas a la conferencia de seguridad y economía en Miami, Florida.