(CNN Español) - El gobierno mexicano espía no solo a criminales y terroristas, también lo hace con periodistas, abogados, defensores de los derechos humanos y sus familiares, según afirma un articulo del periódico New York Times. De acuerdo al diario, el Gobierno adquirió un avanzado programa de interceptación celular de una empresa israelí. Se trata del software Pegasus que logra infiltrar teléfonos inteligentes con sus mensajes de texto, correos electrónicos y contactos.

Incluso —asegura el New York Times el programa puede utilizar el micrófono y la cámara del teléfono celular como herramientas de escucha y vigilancia. El periódico dice haber revisado decenas de mensajes de las personas vigiladas que ademas eran críticos del Gobierno. Algunos de ellos ofrecieron una rueda de prensa, incluyendo Carmen Aristegui, conductora del programa 'Aristegui' de CNN en Español.

"Estamos exigiendo que se lleve acabo una investigación imparcial, independiente y exhaustiva y transparente respecto a estas cuestiones. Que aclare y debo aclarar, que ya debe ser presentada la denuncia penal en este caso, hace unas horas, que deben transparentarse los procesos de contratación de este malware porque es muy posible que existan actos de corrupción relacionados con ello", dijo Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales.

El Gobierno reaccionó diciendo que combate al crimen organizado y amenazas contra la seguridad nacional en los términos que establece la ley.  En su comunicado, rechazó que alguna de sus dependencias adelante acciones de vigilancia o intervención de comunicaciones de periodistas, defensores de derechos humanos o activistas anticorrupción sin previa autorización judicial.

El vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, tuiteó la respuesta del Gobierno al NY Times, que indica que el mismo reportaje señala que no hay prueba de que las agencias gubernamentales sean responsables del supuesto espionaje.

No obstante, el reporte del Times afirma que "los ciberexpertos pueden verificar en qué momento se ha utilizado el software en el teléfono de un objetivo, lo cual les deja pocas dudas de que el gobierno mexicano o algún grupo corrupto interno están involucrados".