Una mujer toma una 'selfie' con la Torre Grenfell de fondo.

(CNN) - Los residentes que viven cerca de la Torre Grenfell en Londres están descorazonados e indignados al ver cómo la gente va a tomarse 'selfies' en el sitio del mortal incendio de la semana pasada.

Incluso han colocado carteles que piden a los visitantes que "dejen de tomar fotos, por favor" y "No tomen más selfies".

"No es una atracción turística", dicen otras pancartas. No se sabe quién las puso ni cuándo. Tampoco parece que sean obra de la misma persona.

Natasha Gordon, una residente de Londres que dice que tenía familiares y amigos en la torre, vio a algunos tomándose fotos frente a los restos carbonizados del edificio.

"Ha habido mucha gente", declaró a CNN. "La gente se lo toma a guasa, sin respeto, vienen a tomar fotos y ni siquiera dejan flores o una tarjeta".

Wayne Kilo Lewis es otro residente de Londres que vivió cerca de la Torre Grenfell durante 28 años y dice que perdió a varios amigos en el incendio.

"Es una vergüenza que la gente se tomara selfies con la torre detrás, como si estuviera bien sacarse fotos delante de los residentes y la gente que perdió a sus seres queridos en el incendio", dijo a CNN. "Me partió el corazón ver gente vestida como si fuera carnaval y chicos pidiendo los números de teléfono a las chicas".

No es algo nuevo

El tomarse 'selfies' en lugares de tragedias no un fenómeno nuevo.

Sergio Pirozzi, alcalde de Amatrice, una pequeña ciudad italiana, se quejó públicamente en abril después de que varios visitantes se tomaran 'selfies' en la zona tras el terremoto en el que murieron casi 300 personas.

En 2015, algunos turistas en Nueva York recibieron críticas en las redes al aparecer sonriendo en 'selfies' en el sitio de una explosión en East Village que mató a dos personas.

Y en 2014, una adolescente de Alabama fue sometida a escarnio público al publicar una 'selfie' en el campo de concentración de Auschwitz, donde se estima que 1,1 millones de personas murieron durante el Holocausto.

Los peligros del "selfie del desastre"

Susan Krauss Whitbourne, profesora de psicología de la Universidad de Massachusetts Amherst, dijo que esta tendencia de los "selfies de desastres" pone en evidencia la importancia que tienen las redes sociales hoy día.

"Poner tu cara frente a una escena de desastre agrega una dimensión distinta al incidente", declaró. "Entonces no se trata de hacer frente a la tragedia sino que es simple autobombo. Se espera recibir atención o comentarios a las fotos.

"Una cosa honrar y respetar el drama y el sufrimiento de la gente, y otra cosa es cruzar esa línea. Siempre ha habido una tendencia a formar parte de la acción y a mostrar que uno estaba allí".

Whitbourne comentó que los habitantes de esa zona de Londres podrían "ayudar a definir una nueva norma" que deja claro que ese tipo de comportamiento no es aceptable ni tolerable.