Ciudad de México (Expansión) - El icónico diseño del iPhone tiene su origen en un pleito personal de Steve Jobs con un ejecutivo de Microsoft... y no, al parecer, no fue con Bill Gates.

Este martes, Scott Forstall, quien estuvo en Apple a cargo de la división del software durante la época de Jobs, contó la historia detrás del primer prototipo de la pantalla táctil de la compañía, que conduciría al primer iPhone.

"Comenzó porque Steve odiaba a este tipo en Microsoft", dijo Forstall. "Cada vez que Steve tenía alguna interacción con él, volvía molesto".

El ejecutivo de Microsoft no identificado aparentemente es el marido de una amiga de la esposa de Jobs.

"Él llegó a presumirle a Jobs su proyecto de nuevas tabletas con lápices. Él llegó el lunes con una serie de improperios y luego dijo algo como: 'Vamos a mostrarles cómo se hace realmente'", contó.

"No necesitamos usar un lápiz... nacimos con diez de ellos", recordó Forstall que dijo Jobs.

Cuando Jobs decidió que Apple debía hacer un teléfono inteligente, la tableta se volvió el primer prototipo y se les encargó a los ingenieros que crearan una versión de menor tamaño.

Steve Jobs

Y así fue como nació uno de los teléfonos más populares del mundo.