(CNN) - En un primer momento, el video muestra una aparente normalidad de la vida urbana: hombres y mujeres de compras en las calles, en medio del constante tráfico.

Un análisis más detallado muestra que se trata de una ciudad bajo amenaza: lonas a lo largo de calles esconden los movimientos de los combatientes de aviones no tripulados de vigilancia y sacos de arena fuera de los edificios podrían ofrecer cierta protección frente a una explosión.

Pero no se trata de cualquier ciudad. Se trata de Raqqa, el corazón del intento de ISIS de construir su propio estado o califato. Y se está desmoronando.

Sólo el hecho de que activistas filmaran en secreto las imágenes -que ahora tiene CNN en exclusiva- es quizás la señal más clara de que la autoproclamada capital del régimen de terror de ISIS está llegando a su fin.

Durante años, cualquiera que fuera sorprendido con ese tipo de material habría sido asesinado por ISIS. Los teléfonos móviles y las cámaras fueron prohibidos y confiscados, y los autores castigados de maneras brutales.

Ahora parece que hay menos miedo, y los opositores son capaces de hacer lo que antes era impensable: mostrarnos la vida en Raqqa cuando fuerzas apoyadas por Estados Unidos y tropas sirias rodean la ciudad en el largo intento por acabar con ISIS.

LEE: Milicias sirias, apoyadas por fuerzas estadounidenses, van por ISIS en Raqqa

Esta es una ciudad que puede oler su liberación.

Escenas del califato

Un video muestra a dos militantes de habla rusa. Es difícil saber exactamente de qué están hablando, debido a los fuertes acentos y el pobre audio, pero parece girar en torno a radios perdidas y ataques aéreos.

Abu Huriri dice a su amigo: "Tenemos un problema en este momento. Olvidé incluso las radios. Le pregunté a Khalid: '¿las tenemos?'. Pensé en volver por ellas a la base. Dije: vamos allí... [ inaudible].

"Pero al parecer ya han atacado".

El otro hombre, con un acento que sugiere que puede ser de la región del Cáucaso norte de Rusia, añade: "Los aviones han estado atacando durante todo el día, persiguiendo (a ellos)".

Otra escena muestra al combatiente belga Abu Aisha eligiendo entre pantalones camuflaje y o color caqui.

Las instantáneas son mundanas, pero fascinantes: estamos acostumbrados a ver a los militantes de ISIS como monstruos, no como aburridos seres humanos.

El comercio prospera pero, ¿qué sigue?

El video muestra los mercados abarrotados de mercancías y las calles llenas de gente.

Los brillantes colores de las frutas y hortalizas destacan en las imágenes. Por ahora, parece que las familias se han salvado de algunos de los horrores vistos en otras ciudades sitiadas bajo control de ISIS, como Mosul. Una tienda incluso parece ofrecer cambio de dólares estadounidenses.

LEE: La guerra contra ISIS se recrudece en Mosul, y también el sufrimiento de los civiles

En todas partes hay pilas de sacos de arena que podrían ofrecer algo de protección en caso de ataques aéreos, así como restringir los movimientos.

Los civiles que vemos están seguramente atrapados aquí, detrás de estas líneas enemigas. Tal vez serán usados como escudos humanos en caso de batallas en las calles como las que tienen lugar en Mosul.

LEE: Escudos humanos: la estrategia de ISIS para defender Mosul

Los signos de que la lucha se acerca son claros.

Las lonas rojas y amarillas sobre el mercado esconden lo que está pasando de los ojos en el cielo.

Las columnas de cemento están llenas de combustible que una vez que ardan crearán cortinas de humo sobre las posiciones clave. Vemos humo en el video, pero no está claro dónde se originó.

En otros lugares, sin embargo, vemos señales de que los residentes se atreven a soñar con el final. Están escribiendo la palabra "libre" en las paredes.

La resistencia toma forma

El control tiránico de ISIS sobre Raqqa se está neutralizando, dicen los observadores.

Un activista, que temía por su seguridad y habló bajo anonimato, dijo que los oponentes de ISIS aliados a su organización, Ahrar al-Furat, se atreven ahora a amenazar a algunos de los hombres más temidos en Raqqa.

"La única forma en que podemos llegar a estos chicos (informantes de ISIS) es mediante amenazas a puerta, por ejemplo. Escribiríamos un mensaje amenazador como: "sabemos quién eres. La hora del juicio está cerca", dijo desde Estambul, Turquía.

El liderazgo de ISIS ha huido de Raqqa, según activistas, dejando tras de sí una estructura de mando de bajo nivel. Estos milicianos armados pueden verse por todas partes en el video, vagando por las calles, conversando en las esquinas, nunca lejos de la población civil.

Se dice que en las calles principales de la ciudad hay estacionados vehículos llenos de explosivos, listos para ser detonados cuando llegue la batalla.

Es otra amenaza para los inocentes. Aún así estos subordinados residentes usan otras tácticas desafiantes.

"Los civiles comenzaron a resistirse a ISIS de otras maneras, como por ejemplo no pagando sus impuestos, no utilizando la moneda de ISIS", dijo el activista. "Antes los residentes estaban muy asustados cuando interactuaban (con los militantes). Pero ahora se dan cuenta de que tenemos que ser parte del esfuerzo para hacerlos caer".