(Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

(CNN Español) - La Audiencia Nacional de España confirmó la prisión sin fianza para el expresidente del Barcelona Sandro Rosell desestimando así un recurso presentado por la defensa de Rosell que decía que no había relevancia penal por los hechos que se le imputan.

Las autoridades dijeron que persistía el riesgo de fuga y la ocultación de pruebas.

Rosell anunció su renuncia en enero de 2014 tras el escándalo suscitado por las presuntas irregularidades en la contratación del jugador Neymar.

Rosell informó de la dimisión a la junta directiva del club azulgrana en una reunión extraordinaria tras la admisión a trámite de un juez de la querella por la contratación del brasileño.

El juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, dijo que se deben investigar las condiciones económicas del fichaje de Neymar y determinar si se presentaron irregularidades. Rosell dice que Neymar costó 57 millones de euros, mientras que informes de prensas aseguran que la operación ascendió a 95 millones.

"Mi familia ha sufrido ataques directos que me han hecho reflexionar. Siempre dije que el fichaje de Neymar es correcto y ha provocado envidias. Esta junta es un equipo y este equipo lidera un proyecto que ha dado sus frutos. Mi etapa ha terminado", dijo Rosell en un comunicado en ese entonces.

Según los jueces, los "hechos atribuidos a Rosell presentan caracteres de delito de blanqueo de capitales a través de una organización criminal por cuanto se habría servido, entre 2007 y 2011, de un entramado de sociedades para apoderarse y conseguir que otros investigados se apoderaran, en beneficio propio y en perjuicio de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), de determinadas cantidades de dinero por los derechos de 24 partidos amistosos de la selección de Brasil", afirma el documento de la Audiencia Nacional.