(CNN) - A un bebé canadiense se le ha expedido un documento de salud que no especifica si es niño o niña o hembra, en lo que los activistas afirman es una posible "novedad a nivel mundial".

Searyl Atli Doty nació en Columbia Británica, "fuera del sistema médico", y su cuerpo no fue sometido a una inspección genital tras nacer, dijo el grupo activista Gender Free I.D. Coalition en un comunicado. La visión del grupo, declarada en su sitio web, es "eliminar todas las designaciones de género o sexo de los documentos de identidad".

El padre, Kori Doty, quien no se identifica como hombre o mujer, quiere evitar asignarle sexo al bebé.

"Depende de Searyl el decidir cómo se identificará, cuando tenga la edad suficiente para desarrollar su propia identidad de género", aseguró Doty en el comunicado. "No voy a obstaculizar su elección por una asignación arbitraria de género al nacer basada en una inspección de sus genitales".

LEE: El Parlamento alemán aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo

A pesar de las dificultades para obtener un certificado de nacimiento, se emitió una tarjeta de salud para el bebé con el sexo indicado como "U", y la coalición dijo que llegó un día cualquiera "sin explicación". Una imagen de la tarjeta compartida por el padre incluye la designación "U" y el nombre del bebé. Dice que nació en noviembre y la tarjeta fue publicada en abril.

(Crédito: Stephen Morton/Getty Images)

Las tarjetas de salud dan derecho a los canadienses a usar los servicios de salud pública y deben ser mostradas cada vez que se usa un servicio médico. Canadá tiene un sistema de salud universal pagado por los impuestos, y las propias tarjetas son responsabilidad de las provincias canadienses.

Gender Free I.D. Coalition cree que la "U" significa "unspecified" o "unknown" (las palabras inglesas para "no especificado" o "desconocido") y que Searyl es el primer bebé que se registra de tal manera sin sexo o género especificado.

El Ministerio de Salud de Columbia Británica no respondió a las solicitudes de comentarios.

El deseo de omitir un género designado en la tarjeta fue motivado en parte a través de las experiencias personales de Doty.

"Cuando nací, los doctores observaron mis genitales e hicieron suposiciones acerca de quién sería yo. Esas suposiciones me siguieron y marcaron mi identificación durante toda mi vida", afirmó Doty a CBC. "Esas suposiciones terminaron siendo incorrectas, y tuve que hacer muchos ajustes desde entonces".

LEE: La identidad de género no solo son las partes del cuerpo

Por otra parte, Doty es uno de los ocho denunciantes en un caso que está siendo escuchado por el Tribunal de Derechos Humanos de Columbia Británica, según Gender Free I.D. Coalition.
Los querellantes están tratando de eliminar la designación de género de todas las nuevas actas de nacimiento.

Inicialmente, a Doty no le fue dado un número médico para el bebé, a quien también se le negó un certificado de nacimiento.

La abogada de Doty, barbara findlay (quien no usa letras mayúsculas para deletrear su nombre), le dijo a CBC que los certificados de nacimiento en Columbia Británica usan solamente designaciones masculinas o femeninas. findlay no respondió a las solicitudes de comentarios de CNN.

LEE: Este niño quiere unirse a los Boy Scouts, pero no lo dejan... porque nació niña

Doty ha solicitado la revisión judicial de la decisión que le niega a Searyl un certificado de nacimiento, con el apoyo de Gender Free I.D. Coalition.

El padre argumentará que "requerir un marcador de género" viola los derechos del bebé "como ciudadano canadiense a la vida, la libertad y la seguridad personal".

"Quiero que mi hijo tenga todo el espacio para ser la persona más completa e íntegra que pueda ser", le aseguró Doty a CBC.