(CNN) — Los apuñalaron hasta morir al igual que a su padre. Otro niño sobrevivió a las heridas, pero se desconoce su condición.

La masacre ocurrida en una casa cerca de Loganville, a unos 30 kilómetros al este de Atlanta, en el estado de Georgia, tiene en vilo a la policía, que ahora investiga a la madre de los cuatro menores asesinados.

Todos las niños parecen tener menos de 10 años, según dijo este jueves la policía del condado de Gwinnett, Georgia. La víctima masculina tenía alrededor de 30 años, según los funcionarios.

La llamada que alertó de la situación se hizo poco antes de las 5 de la mañana, dijo la policía del condado de Gwinnett.

"Este es un crimen horrendo no sólo para las víctimas, sino para la familia, el vecindario y la comunidad", dijo la policía. "Esperamos y rezamos para que la víctima sobreviviente se reponga a sus heridas y se recupere completamente".

Phil Gast de CNN, Shawn Nottingham y Marylynn Ryan contribuyeron a este informe.