(CNN) - Tras la devastadora muerte coralina de los últimos meses, los activistas en Australia esperaban que la Gran Barrera de Coral entrara a la lista de “Patrimonios Mundiales en Peligro” de la Unesco.

Sin embargo, el Comité de Patrimonio Mundial decidió no incluirla durante su reunión anual en Polonia. La medida fue aplaudida por el gobierno australiano, que la calificó como un “gran triunfo”, mientras que los ambientalistas la condenaron y tildaron de “ridícula”.

La Lista de Patrimonios Mundiales en Peligro incluye 55 lugares, entre los que se encuentran maravillas naturales y sitios artificiales. La Ciudad Vieja de Jerusalén entró al grupo en 1982 y Alepo, la ciudad siria tan afectada por los bombardeos aéreos y la guerra civil, llegó a la lista en el 2013.

La Gran Barrera de Coral de Australia.

En un borrador del documento, que luego fue aprobado sin debatirse, el Comité de Patrimonio Mundial destacó como una "seria preocupación" el blanqueamiento coralino a lo largo de la Gran Barrera de Coral y pidió un reporte general del estado de conservación de ese arrecife coralino para diciembre del 2019.

La Gran Barrera de Coral de Australia, nombrada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1981, es una de las mayores víctimas del cambio climático.

A medida que los océanos siguen calentándose, los frágiles corales que conforman el arrecife continúan muriendo y dejando en su lugar un cementerio de tallos blancos y sin vida.

La acidificación de los océanos, un proceso causado por la disolución atmosférica del dióxido de carbono –que a su vez es otro subproducto de la industrialización–, contribuye al deterioro de los corales.

El propio informe de la Unesco sobre los ecosistemas coralinos, publicado en junio pasado, afirma que “las altas temperaturas oceánicas de los últimos tres años han sometido a 21 de los 29 arrecifes considerados patrimonio mundial a severos y/o repetidos episodios de estrés térmico y han causado algunos de los peores blanqueamientos de la historia en lugares icónicos, como la Gran Barrera de Coral”.

LEE: La Gran Barrera de Coral en realidad no está muerta

David Booth, profesor de Ecología Marina en la Universidad Tecnológica de Sydney y expresidente de la Sociedad del Arrecife de Coral de Australia, señaló que la decisión de dejarla por fuera de los lugares que están en riesgo es “desconcertante”.

“La Gran Barrera de Coral está bajo una amenaza extrema por el cambio climático, el desarrollo de carbon, la sobrepesca y el influjo de nutrientes, y la falta de reconocimiento de la Unesco del peligro en el que está es desconcertante”, aseveró.

Más de dos tercios del arrecife coralino están experimentando “impactantes” cantidades de blanqueamiento, según revelaron inspecciones aéreas realizadas en abril pasado.

Los anteriores eventos de blanqueamiento de 2016 y 2017 devastaron un tramo de 1.500 kilómetros de este lugar Patrimonio de la Humanidad, según le dijeron a CNN científicos australianos.

Coral de cuerno de alce maduro cera a la isla Lagarto, después del blanqueamiento de los corales (en febrero) y luego de morir, cuando fue consumido por las algas marinas (en abril).