(CNN Español) - Cada vez emergen más detalles del plebiscito que ha convocado la oposición en Venezuela.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una coalición de partidos opositores en Venezuela, anunció este jueves las que serían las tres preguntas del plebiscito que ha convocado para el próximo 16 de julio.

Aunque la realización del plebiscito todavía no está aprobada por las autoridades electorales del país, en un comunicado de la MUD se aclara que todos los venezolanos mayores de 18 años que estén inscritos en el Consejo Nacional Electoral, incluso quienes están en el exterior, podrán participar en la consulta.

Y se señala que las votaciones se llevarían a cabo en templos religiosos.

MIRA: 206 años después de su independencia, Venezuela sufre y llora

Las tres preguntas, que los venezolanos responderían con “sí” o “no”, girarían en torno a los siguientes temas:

  • Rechazo y desconocimiento de la realización de una Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano
  • Solicitud a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional
  • Aprobación para proceder a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución, así como la realización de elecciones y la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional
Supporters of Venezuelan President Nicolas Maduro storm the National Assembly building in Caracas on July 5, 2017 as opposition deputies hold a special session on Independence Day. A political and economic crisis in the oil-producing country has spawned often violent demonstrations by protesters demanding President Nicolas Maduro's resignation and new elections. The unrest has left 91 people dead since April 1. / AFP PHOTO / Juan BARRETO (Photo credit should read JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

Grupos violentos entraron a la sede de la Asamblea Nacional en Venezuela este miércoles (Crédito: JUAN BARRETO/AFP/Getty Images).

El anuncio de la convocatoria del plebiscito para el próximo 16 de julio lo hizo este lunes el presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges.

Según Borges, se realiza “en virtud del Artículo 5, 333 y 350 de la Constitución” y busca demostrar la oposición de los venezolanos a la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

Para el mandatario, esa es la mejor vía para devolverle la paz a Venezuela. La Asamblea Constituyente tendría el poder de reorganizar los poderes del Estado e incluso podría redactar una nueva Constitución.

La oposición rechaza que se convoque sin la realización de una consulta popular previa y también ha criticado el mecanismo de elección de los que serían los miembros de la Asamblea, que no involucraría el voto popular, como sí sucedió cuando el fallecido presidente Hugo Chávez convocó una Asamblea que redactó la actual Constitución de 1999.

LEE: Artículo 350: ¿última instancia para frenar la Constituyente en Venezuela?

En el comunicado de la MUD dado a conocer este jueves, la líder opositora María Corina Machado aseguró que el plebiscito se llevaría a cabo “en 1.600 lugares en el territorio nacional y en 108 sitios ubicados en diferentes países” del mundo.

Meses de caos

Venezuela está sumida en una profunda crisis política y humanitaria que ha llevado a miles de personas a las calles del país, en protestas en las que exigen un cambio de gobierno.

Según la oficina de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, al menos 90 civiles han muerto y otros 1.400 han resultado heridos desde que comenzó esta última ola de protestas, hace más de tres meses.

Una inflación galopante y la escasez generalizada de medicinas, alimentos y otros bienes básicos han enfurecido a muchos venezolanos, que están teniendo mucho problemas para cubrir sus necesidades básicas.

La renta petrolera alimentó la economía de Venezuela durante los mandatos del fallecido presidente Hugo Chávez, quien fue el mentor de Maduro, pero la caída de los precios del petróleo ha hecho que los subsidios estatales sean insostenibles.

Los protestantes que están en contra del Gobierno acusan a Maduro de erosionar la democracia y quieren que renuncie. Maduro ha enviado a las fuerzas militares a las calles para mantener el orden, lo que ha llevado a choques letales.