(CNN Español) – En 2003, dos hermanos argentinos llegaron a Miami con un crédito de 20 mil dólares para abrir una empresa de servicios arquitectónicos. Se especializaban en la creación de modelos en 3D. Cuando en Kickstarter apareció el Oculus Rift, decidieron comprarlo para ver de qué se trataba y pensar cómo podían adaptar la experiencia de la realidad virtual a su negocio. Casi de inmediato, se dieron cuenta de que tenían en sus manos algo que podía cambiar radicalmente, entre otras cosas, a la industria inmobiliaria.

Hoy, su emprendimiento ArX Solutions crea modelos de realidad virtual y realidad aumentada para mostrar a clientes durante la preventa de edificios que aún no han sido construidos. En poco tiempo, y luego de superar la crisis del sector inmobiliario en Estados Unidos, se han consolidado como líderes en su área y trabajan en varios proyectos en todo el mundo, desde su base en Miami. "Visualizamos ideas. Buscamos cuál es la idea que tiene alguien y la mostramos a través de una imagen, de una animación, de realidad virtual, lo que sea. El medio puede cambiar pero se trata de materializar una idea en una imagen", explicó Gonzalo Navarro, su cofundador, a Fuerza en Movimiento.

¿En qué sectores trabaja ArX?

Nuestro mercado principal es el inmobiliario. Es un mercado que necesita de un producto para la preventa. La preventa es lo que sehace cuando no existe nada pero hay que mostrar algo, como si estuviera. Entonces, vos tenés que poder convencer a alguien de que te escriba un cheque de un millón de dólares sin tener nada para mostrarle. Nosotros buscamos esas ideas que tiene el developer o el constructor, las ponemos en una imagen, que les vende un sueño a la otra persona, al punto de decidirlo a firmar un cheque de un millón de dólares.

¿Hace cuánto pensaste que la solución o el paso siguiente para el sector inmobiliario era esto?

Empezó todo como una especie de hobby. Era algo que me gustaba hacer. Con mi hermano solíamos hacer estas cosas para nuestros proyectos, para poder convencer a nuestros clientes, y después con el tiempo vimos que había un negocio, una oportunidad importante. Era una industria que no existía. Dejamos de hacer arquitectura y hoy en día ayudamos a los arquitectos cuando tienen problemas de definición de sus proyectos o a los desarrolladores.

Desde Argentina, antes de mudarte a Miami, empezaste a pensar diferente.

Vine en un viaje a Estados Unidos y cuando mostraba el currículum me decían: “Qué lindo edificio. ¿Dónde queda?”. Y era un render. Entonces, ahí vimos que realmente teníamos un muy buen nivel. Entonces nos volvimos los primeros y pioneros en esa área y después fuimos rodeando a gente súper talentosa y lo que hicimos fue construir sobre eso. Entendiendo que no es importante la herramienta, sino quien usa la herramienta.

Y quien usa la herramienta en ese momento son...

En este momento nosotros tenemos un equipo enorme de artistas de 3D. Buscamos por todos lados del mundo a los mejores y les ofrecemos juntarlos bajo un mismo techo. Nos gusta hacer la broma de decir que tenemos el Barcelona del 3D, acá. O sea, tenemos a los mejores jugadores y lo juntamos a todos en un solo equipo.

A todo el mundo le gusta ponerse sus lentes y ver realidad virtual. ¿Cómo han hecho que esta experiencia deje de ser solo una moda y sea una herramienta para este sector?

Al principio, como todo el mundo, nos enamoramos de la tecnología. Después pensamos cómo convertirlo en un negocio. No hay que olvidarse nunca del objetivo final. En nuestro mercado es vender pies cuadrados o metros cuadrados. Entonces buscamos cómo replicar una estructura de una galería de ventas. Un departamento modelo. Luego, tiene que ser multi-usuario, tiene que poder permitir que uno pueda guiar al cliente, que uno pueda hacer un "speech" de ventas y un montón de cosas que van asociadas con ese producto. La verdad es que la solución que hemos desarrollado es perfecta para el nivel de tecnología actual. Estamos trabajando en la próxima generación. Estamos convencidos, definitivamente, que en los próximos 3 ó 4 años el celular como lo conocemos va a desaparecer. El concepto de una pantalla a la cual vos mirás, va a desaparecer para pasar a tenerlo integrado de alguna manera en un "wearable".

Siendo Miami un caliente mercado inmobiliario, ¿lo estás viendo proliferar, abarcar, las agencias desarrolladoras, también las empresas inmobiliarias, los propios agentes están encontrando esto como una solución? ¿O qué falta para que proliferen?

Creo que lo que falta es una estandarización del hardware básicamente. Hoy por hoy, en el resto del mundo, Samsung es muy fuerte. En Estados Unidos no tanto. Entonces, la solución que nosotros tenemos hoy en día, por ejemplo, basado en los equipos Samsung, no funciona de la misma manera que una de iPhone. El mercado inmobiliario en Miami es un mercado que de alguna manera es punta de lanza para el resto del mundo. Nosotros tenemos proyectos en Dubái, en Londres, en China, en Sudamérica y todos miran lo que hace en Miami. Todos. Te diría inclusive que miran más que lo que hacen en New York. Porque New York tiene un nivel de sofisticación que no apunta al target de alto poder adquisitivo, pero relativamente mundano. Aporta al super recontra de lujo de 90 millones de dólares. Entonces Miami es la referencia que toman todos.

¿Qué es lo que hizo la diferencia para que hoy tengan tantos proyectos a nivel mundial?

El servicio y la calidad. Somos conscientes que la gente cree que nosotros hacemos imágenes por computadora. ¿Por qué? Porque es el producto final que le damos. En la realidad, nosotros vendemos un servicio de contención. Estamos en un momento complicado del proyecto, antes de que salgan a venderlo. Llevan gastado un montón de dinero, no tienen un peso, tienen que empezar a vender. Entonces, nosotros tratamos de darle una contención de que la experiencia sea lo más amigable y feliz posible, y el producto final es un render.

En cinco años, ¿dónde se imaginan ustedes?

En cinco años queremos ser los principales a nivel mundial en la rama de realidad virtual. O sea, nuestra industria va para ese lado. Nosotros hace dos años vendíamos cero de realidad virtual y hoy en día el 25 por ciento de nuestras ventas son productos relacionados con realidad virtual. Es mucho, para un producto inexistente.

¿Qué concepto tienes sobre el talento llegado de otros países?

Si a mí me das el mismo pincel que usaba Miguel Ángel, no voy a poder hacer la Capilla Sixtina. Acá la computadora es una herramienta. Lo importante es la persona sentada en la computadora, la gente que trabaja con nosotros. Y creemos que el talento no nace en un lugar. Entonces, nosotros creemos que lo mejor que podemos hacer es buscar a los mejores del mundo. Si están acá a la vuelta de la esquina, mejor, si no, les ofrecemos venir. En la oficina tenemos 17 nacionalidades y se hablan 11 idiomas. Ahora eso está un poco en duda qué va a suceder, pero yo realmente creo que es un arma secreta que tiene Estados Unidos, el sistema de visas que permite que vos puedas "sponsorear" a cierta gente y traerte a los más talentosos.

¿Por qué Miami? ¿Por qué no NY? ¿Por qué no California?

Miami es una ciudad muy particular y es una ciudad muy distinta al resto del mundo. Si vos venías hace 10 años, era otra ciudad, y cuando vengas en 10 años, va a ser otra ciudad. Es una ciudad que está viva y crece a un ritmo que no crece ninguna, te diría, prácticamente, en el mundo. Hay excepciones como podrá ser Dubai, pero no en base a negocios reales. Están más basadas en una economía de turismo. Acá el turismo es muy fuerte obviamente, pero también hay una economía de emprendedurismo muy fuerte por todos aquellos que venimos de Latinoamérica y buscamos un lugar en el cual haya previsibilidad financiera. El poder decir: “Tomo un crédito y lo pago al tanto por ciento en tantos años” y pueda hacer un cálculo estimado real, es algo que es una utopía en Latinoamérica. En general, salvo honrosas excepciones, las economías cada tres, cuatro o cinco años colapsan, el dólar se dispara, los insumos cambian y eso no pasa acá. Acá tenés todo lo bueno de Estados Unidos que se mezcla con una cultura latina, que hace una combinación muy interesante. Está formada por muchos inmigrantes, entonces es de todos y no es de nadie a la vez.

ArX Solutions fue una de las tres empresas que presentamos en nuestro episodio "Miami: Laboratorio de emprendimiento", que pueden ver aquí.

Visualizamos ideas. Buscamos cuál es la idea que tiene alguien y la mostramos a través de una imagen, de una animación, de realidad virtual, lo que sea. El medio puede cambiar pero se trata de materializar una idea en una imagen.

Gonzalo Navarro, cofundador de ArX Solutions