(CNN) - Todos los ojos estarán sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente ruso, Vladimir Putin, este viernes, cuando los dos controvertidos líderes mundiales se reúnan por primera vez.

Trump se encontrará cara a cara con el líder del país que según la inteligencia de Estados Unidos intervino en las elecciones de 2016.

En los últimos días, el presidente estadounidense ha recibido una gran cantidad de materiales para preparar su viaje a Europa, pero la sección sobre su reunión con Putin equivale a sólo unas pocas páginas de papel, según un funcionario de la Casa Blanca.

Entre bambalinas, los consejeros todavía expresan su preocupación por la imprevisibilidad de Trump antes de la sesión con Putin, especialmente a la luz de la conocida práctica de Putin de prepararse ampliamente para sus reuniones con los líderes estadounidenses.

La mañana de este viernes, Trump tuiteó sobre su reunión con Putin. " Espero todas las reuniones hoy con los líderes mundiales, incluido mi encuentro con Vladimir Putin. Mucho para discutir".

"Representaré a nuestro país bien y pelearé por nuestros intereses. ¡Los 'Fake News Media (medios de noticias falsas) nunca me cubrirán con exactitud pero a quién le importa! ¡Haremos #MAGA (Acrónimo para su lema de campaña Hacer Estados Unidos grande otra vez)!", escribió en otro trino.

Todo, desde el lenguaje corporal de Trump con Putin hasta lo que él diga en la breve parte pública del encuentro, será escrutado en todo el mundo. Los estadounidenses y los rusos mirarán de cerca a sus líderes mundiales, pero también lo harán las potencias extranjeras que esperan recabar información sobre cómo la nueva administración estadounidense ve a Rusia.

Esto es lo que se debe observar en este esperado encuentro:

Lenguaje corporal

En general, la imagen, y no la sustancia, define una reunión como esta.

¿Cómo se presentarán los dos líderes? El lenguaje corporal y el comportamiento durante la breve parte pública de la reunión entre Trump y Putin serán analizados, revisados de nuevo y luego escrutados durante días y semanas. ¿Estarán de pie o sentados? ¿Trump dará un apretón de manos a Putin? ¿Utilizará Trump su altura para dominar a Putin? ¿O Putin se mantendrá estoico y distante?

Trump se ha vuelto más consciente del lenguaje visual en una reunión bilateral desde su primer encuentro con la primera ministra británica, Theresa, May en la Casa Blanca en enero, donde el presidente agarró la mano de May mientras caminaba. Meses después, Trump no pudo estrechar la mano de la canciller alemana Angela Merkel durante su reunión en la Oficina Oval, consolidando la visión global de que su relación estaba helada.

Trump fue mucho más amistoso en mayo cuando se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el embajador ruso en EE.UU., Sergey Kislyak, a petición de Putin. Fotos del encuentro mostraron a Trump riendo con ambos funcionarios rusos. Más tarde se divulgó que el mandatario reveló información altamente clasificada durante la reunión. Pero la imagen del encuentro ya cimentó la opinión pública de la relación de Trump con Rusia: amistosa.

¿De qué hablarán?

Las cámaras no podrán presenciar la totalidad de la reunión de Trump con Putin, por lo que la sustancia de lo que discutan se conocerá a través de las lecturas oficiales de cada gobierno y posibles filtraciones de los presentes en la sala.

Pero la pregunta clave en la reunión es si Trump hará surgir la intromisión electoral de Rusia.

Trump planea centrarse principalmente en las disputas en Siria y Ucrania cuando se reúna con Putin el viernes, según dijeron funcionarios del gobierno a CNN. Aunque no se conoce un plan formal para la reunión, hay poca expectativa en el lado estadounidense de que Trump saque el tema de las actividades de Rusia en 2016.

El presidente dijo el jueves que Rusia podría haber estado detrás de los esfuerzos para influir en las elecciones, pero sugirió que podrían ser otros países también y que "nadie realmente sabe a ciencia cierta".

"Creo que pudo haber sido Rusia, pero muy bien pudieron haber sido otros países", dijo Trump durante una conferencia de prensa con el presidente polaco, Andrzej Duda. Rusia ha negado cualquier participación.

¿Es Trump-Putin la restauración de Obama-Putin?

La relación del expresidente Barack Obama con Putin fue mala.

"La relación personal es muy mala", dijo Matthew Rojansky, director del Centro Wilson en NPR en 2013.

El crescendo de la tensión en su relación contenciosa se produjo en septiembre de 2016, cuando los dos se reunieron al margen del G20 en Hanghzhou, China. Las fotos de la reunión mostraron a un severo Obama mirando a Putin.

Obama reveló después que le había dicho a Putin "retirara" su intromisión en la elección de 2016 o "habría consecuencias serias".

No todos los presidentes han visto a Putin con tanto escepticismo, por lo que una cálida relación con Trump no sería anormal.

El presidente George W. Bush dijo durante una reunión en 2001 con Putin que pudo "mirarlo a los ojos" y "sentir su alma".

"Tuvimos una muy buena conversación, pude sentir su alma, un hombre profundamente comprometido con su país y con los mejores intereses de su país. Aprecié muchísimo el diálogo franco".

Más tarde agregó: "No lo habría invitado a mi rancho si no confiara en él".

¿Cambia algo la prueba de misiles de Corea del Norte?

Trump ha tomado una postura de línea dura contra Corea del Norte desde que asumió el cargo en enero, pero el régimen de Pyongyang ha aumentado sus pruebas de misiles. El martes, los norcoreanos probaron su primer misil intercontinental.

Hasta ahora, la ira de Trump contra el país liderado por Kim Jong Un se ha centrado en China.

"El comercio entre China y Corea del Norte creció casi un 40% en el primer trimestre", tuiteó horas antes de partir hacia Polonia. "Hasta aquí llegó China trabajando con nosotros, pero teníamos que darle una oportunidad!"

Pero Rusia, al igual que China, comparte una frontera con Corea del Norte y hasta ahora ha defendido al régimen ante la condena de Estados Unidos.

Lavrov advirtió el miércoles que Rusia y China consideran "inaceptable" cualquier intento de "justificar una solución militar" para la Península Coreana utilizando como pretexto al Consejo de Seguridad de la ONU.

"Cualquier intento de asfixia económica de la RPDC también es inaceptable", dijo Lavrov.

¿Cuánto afecta la visita de Trump a Polonia a su reunión con Putin?

Trump dio un discurso bien recibido el jueves en Polonia, un país cuyo miedo y desconfianza hacia Rusia es fundamental para su existencia y su pertenencia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, a la que el país se unió en 1999.

Y apoyó firmemente el Artículo 5, el principio que dicta que un ataque contra un país de la OTAN es un ataque contra toda la OTAN.

"Para aquellos que critican nuestra firme posición, quisiera señalar que Estados Unidos ha demostrado no sólo con palabras, sino con sus acciones que estamos firmemente detrás del Artículo 5, el compromiso de defensa mutua", dijo Trump.

Trump no mencionó el Artículo 5 durante su primer viaje a Bruselas en mayo, haciendo que algunos cuestionaran su compromiso con el principio. La Casa Blanca rechazó esos cuestionamientos, argumentando que la presencia de Trump en un evento que honra el Artículo 5 y el papel de la OTAN en la respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre fue suficientemente claro sobre el compromiso de Estados Unidos con la defensa colectiva de la OTAN.

Putin y Rusia siguen siendo profundamente escépticos de la OTAN. En junio, Putin amenazó con "eliminar" la "amenaza" de que Suecia se uniera a la OTAN.

"Si Suecia se une a la OTAN esto afectará a nuestras relaciones de manera negativa porque consideraremos que la infraestructura del bloque militar ahora se nos acerca desde el lado sueco", dijo Putin a su agencia de noticias estatal. "Interpretaremos eso como una amenaza adicional para Rusia y pensaremos en cómo eliminar esta amenaza".