(CNN Español) - La noticia de la salida del futbolista colombiano James Rodríguez del Real Madrid y su llegada al Bayern Munich logró unir a la sociedad colombiana, un verdadero reto en estos tiempos de marcada polarización en el país.

Desde todas las orillas políticas del país, al nuevo 11 del Bayern Munich le llovieron felicitaciones y buenos deseos en su nueva etapa en el fútbol internacional. (Claro, quién no le va a desear buena suerte a uno de los futbolistas más importantes de Colombia).

El mediocampista colombiano James Rodríguez celebrando un gol durante un partido amistoso con Camerún en el estadio Alfonso Pérez en Getafe el 13 de junio de 2013. (Crédito: JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images)

Lo de James logró generar un sentimiento unánime que rompió barreras en la tan dividida política colombiana. Al jugador lo felicitaron figuras como el jefe negociador del Gobierno en el proceso de paz con las FARC, Humberto de la Calle; el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez —que esta semana bloqueó en Twitter a De La Calle—, la exsenadora de izquierda Piedad Córdoba y por supuesto, muchos otros colombianos, muchos de ellos celebrando la nueva etapa del 10 de la Selección Colombia.

Fernando Carrillo, procurador general de Colombia, se unió a la celebración:

Oscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial del partido de oposición Centro Democrático también le envió un mensaje:

También Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia

Y Juan Carlos Pinzón, exministro de Defensa y exembajador de Colombia en EE.UU.

Este miércoles, James Rodríguez —que cumplió 26 años este 12 de julio— fue presentado oficialmente en el Bayern Munich, donde vestirá la camiseta número 11 y jugará junto a otras estrellas del fútbol mundial como Arjen Robben, Arturo Vidal, Franck Ribéry, Robert Lewandowski y Thomas Muller.

Rodríguez firmó este miércoles su cesión por dos años desde el Real Madrid. Estará con los bávaros hasta el próximo 30 de junio de 2019, con opción de compra.