(CNNEspañol) - Teniendo en cuenta que la falta de actividad física causa 1 de cada 10 muertes en el mundo, según un estudio de la Universidad de Harvard, un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford quiso averiguar en qué países los ciudadanos se movían más, específicamente, en cuáles caminaban más.

Por eso buscaron una manera fácil de medir la actividad física de millones de personas para ayudar a determinar en qué países el problema de la obesidad —que a su vez está relacionado con la inactividad física— afecta más a algunos países que a otros.

Usando los teléfonos celulares de 717.527 personas en 111 países, los investigadores estudiaron la cantidad de pasos que daban a diario durante 95 días, según un estudio publicado en la revista Nature esta semana.

(Promedio diario de pasos según países, según un estudio de la Universidad de Stanford. Crédito: Universidad de Stanford)

La información fue recolectada a través de celulares, que tiene pequeños censores llamados acelerómetros, cuya misión es contar los pasos de las personas, según un comunicado de la Universidad de Stanford. A través de una aplicación llamada Azumio Argus los investigadores recolectaron información anónima de las miles de personas. Sin embargo, la app sí proporcionó datos como edad, género, estatura y peso de esas personas, según el reporte.

Los hallazgos se basaron sobre todo en información de 46 países de los que al menos se obtuvo información de mil usuarios anónimos. Sin embargo, también ofrece datos de los más de 100 países.

China, Ucrania, Japón y Rusia ocuparon los primeros lugares en el ranking mundial de los países en los que sus ciudadanos más pasos dan al día. Trinidad, Indonesia, Pakistan, Honduras y El Salvador, tienen las cifras más bajas de cantidad de pasos diarios, según el estudio.

“En países con menor obesidad, las personas tienden a caminar una cantidad similar cada día”, dice el reporte de la Universidad de Stanford. “Pero las grandes brechas entre personas que caminan mucho y las que caminan poco coinciden con niveles muchos más altos de obesidad”.

La investigación reiteró lo que otros estudios habían comprobado: que los hombres caminan más que las mujeres, sin embargo, lo que sorprendió a los investigadores fue cómo esta brecha de género “varía de un país a otro con consecuencias negativas para las mujeres”, según el comunicado de Stanford.

“Cuando la desigualdad de la actividad es más grande [entre hombres y mujeres], la actividad de las mujeres se reduce mucho más dramáticamente que la actividad de los hombres y, por lo tanto, las conexiones negativas con la obesidad pueden afectar a las mucho más a las mujeres", explicó Jure Leskovec, uno de los líderes del estudio, en el comunicado.

Respecto a Latinoamérica, el país que más pasos registró en el listado fue Chile, con 5204 pasos; seguido de Perú con 5.074 y tercero Argentina, con 4.852.

“La desigualdad de la actividad predice la obesidad”, dice la página web donde se publicaron los datos. "Los individuos de los cinco países con mayor desigualdad de actividad son 196% más propensos a ser obesos que los individuos de los 5 países con menor desigualdad de actividad".

Los investigadores esperan que los resultados de este estudio puedan ayudar a mejorar campañas de salud pública contra la obesidad y que puedan ayudar a crear políticas públicas para hacer las ciudades más “caminables”.