(CNN) - Roman Espinoza tiene algo en su patio que no es muy común de ver. Se llama una 'Caja de Bendiciones' y está ayudando a muchas personas que lo necesitan.

Es una alacena llena de comida dispuesta para los que necesitan tomar algo para vivir o para quienes quieren donar.

"Si estás donando o tomando algo, puedes ir a la 'Caja de Bendiciones'", le dijo Espinoza a CNN. "No tiene llave, está abierta las 24 horas del día, 7 días a la semana".

La comunidad lo apoya

La idea se le ocurrió a este veterano del ejército de 46 años mientras tomaba clases en la universidad comunitaria. A Espinoza le aterró ver que había una despensa para los estudiantes que lo necesitaran.

"Pensé: Vaya, estos adultos que están pasando su tiempo estudiando no pueden pagar sus comidas de cada día".

Poco después decidió instalar su propia despensa. Comenzó poniendo un poco de comida, pero desde entonces no ha podido poner más.

"La caja permanece llena por la comunidad", dijo. "Este barrio ha mostrado su apoyo".

Además de comida, también ponen jabón, shampoo, crema dental, cepillos de dientes y más.

"No sabemos quién toma los alimentos y productos; a la gente le da vergüenza venir a plena luz del día", afirma Espinoza.

Sin embargo, la caja está cumpliendo su labor.

"El otro día me desperté y se habían llevado buena parte de la comida", dice Espinoza.