(CNN) - Las autoridades venezolanas declararon al expresidente mexicano Vicente Fox persona no grata y le han prohibido regresar al país.

Fox estuvo en Venezuela, junto con otros expresidentes latinoamericanos, para actuar como observador en la consulta popular no vinculante del domingo convocada por la oposición para que el pueblo se pronunciara sobre los planes del Gobierno para reformar la constitución a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

En una serie de tuits, el canciller venezolano, Samuel Moncada, dice que Fox abusó de la buena voluntad del pueblo venezolano y llegó al país para "para promover la violencia y la intervención de potencias extranjeras", una afirmación que Fox rechazó.

"Como medida profiláctica de protección para nuestro pueblo, el Sr. Fox no podrá regresar nunca más a Venezuela", escribió Moncada.

Fox le dijo a CNN que no estaba sorprendido de que el presidente Nicolás Maduro tomara esta acción en su contra. Maduro, dijo, está imponiendo su voluntad "con un palo en la mano: con las armas y las municiones".

Fox rechazó las afirmaciones de Moncada, diciendo que los venezolanos están "defendiendo su libertad, defendiendo su nación con alegría, con felicidad".

"El mensaje a la gente de afuera es claro y fuerte", dijo Fox. Los venezolanos "están siendo asesinados, están siendo llevados a la cárcel, no hay comida, ni medicinas".

La mayoría de los votantes se pronunciaron contra de la Constituyente de Maduro

Casi 7,6 millones de personas participaron en la consulta no oficial, y una mayoría aplastante se pronunció contra el plan de Maduro.

El plebiscito preguntó a los votantes tres preguntas de respuesta sí/no. Más del 98% de los votantes optó por rechazar la propuesta de la Asamblea Constituyente, pedir a los militares que defiendan la constitución existente y apoyar nuevas elecciones antes de que el mandato de Maduro termine en 2019.

Fox dijo que el voto del domingo fue "increíble". "Esto tiene que debilitar a Maduro y a su dictadura, porque [nadie] podrá detenerla".

Fox dijo que fue a Caracas para estar "al lado de estos héroes, de estos magníficos, jóvenes milénicos, que están listos para morir por su nación", y para prestarles su experiencia.

"El apoyo exterior, la opinión pública extranjera, los líderes hablando de esta masacre... (eso) va a cambiar las cosas."

La nación productora de petróleo está en medio de la agitación social, que ha paralizado al país en medio de violentas protestas que buscan reformas en el gobierno.

El Gobierno condenó el plebiscito como ilegal, y ha pedido una votación del 30 de julio para elegir una asamblea especial para reescribir la Constitución de 1999.

Con información de Jessica Suerth y Paula Newton de CNN