(CNN) - Un conductor vio cómo su totalmente nuevo Ferrari 430 Scuderia se volvía humo luego de estrellar su superauto apenas una hora después de que se lo entregaran.

El auto de lujo se salió de la carretera y "ardió en llamas", de acuerdo con una publicación en Facebook de la Policía de Yorkshire del Sur, en Inglaterra.

Fotografías tomadas después del incidente muestran los restos todavía humeantes del vehículo.

La Policía de Yorkshire del Sur dijo que los agentes se habían sorprendido al ver que el conductor salió casi ileso del accidente, y dijeron que el piloto había sido "muy afortunado" por haber sufrido solo "cortes y golpes menores".

"Los agentes le preguntaron al conductor qué tipo de auto 'tenía', a lo que él respondió: 'era un Ferrari'", dijo la policía.

"Con una sensación de orgullo dañado, él dijo entonces: 'apenas me lo dieron, lo recogí hace una hora'", explicó.

Un Ferrari 430 Scuderia en exhibición durante el Auto Show de Beijing de 2008.

Aunque estos bólidos italianos de lujo son conocidos por su velocidad, la policía dijo que no se pensaba que ese fuera el motivo del choque.