Moscú (CNN) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó que la misión diplomática de Estados Unidos en su país fuera de solamente 755 personas, una aparente represalia por las nuevas sanciones que le impuso Washington la semana pasada y por las sanciones que impuso el presidente Barack Obama el año pasado con las que expulsó a 35 diplomáticos rusos y se apoderó de dos instalaciones diplomáticas rusas

Esta es la medida más agresiva de Rusia contra Estados Unidos desde los últimos años de la Guerra Fría.

Putin confirmó esta medida este domingo luego de que el Ministerio de Exteriores pidiera el pasado viernes recortar la cantidad de personal de Estados Unidos y anunciara otra serie de medidas contra las misiones de Washington en ese país.

Esta decisión llega después de que el Congreso de Estados Unidos aprobara una ley la semana pasada imponiendo nuevas sanciones por cuenta de la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016. El presidente Donald Trump indicó que firmará esas sanciones para volverlas ley.

La respuesta representa una fuerte caída en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia luego de que Trump diera señales de querer desarrollar nuevas relaciones con Moscú.

Si los reportes de la prensa estatal rusa son correctos, la reducción forzada en el número de personal diplomático perjudicaría la misión estadounidense. Putin fue citado por la prensa estatal diciendo que 755 de los “miles” de empleados “tendrían que parar sus actividades en la Federación Rusa”. La cifra podría incluir diplomáticos y trabajadores técnicos, dijo él.

No está claro cuántos de esos miembros del personal son ciudadanos estadounidenses, pero el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo este lunes que Estados Unidos puede decidir qué personas va a despedir.

“Esperamos mucho tiempo para que estas cosas mejoraran”, dijo Putin citado por la prensa estatal. “Teníamos tanta esperanza de que la situación cambiara, pero a juzgar por la situación eso no será pronto”.

Y agregó: “Pensé que era el momento para nosotros de mostrar que no nos iremos sin una respuesta. Y respecto a otras medidas posibles, o si es mucho o no, este tema es muy sensible desde el punto de vista del trabajo del departamento diplomático”.

Putin retrasó las represalias a las sanciones impuestas por Barack Obama al final de su presidencia, en 2016, cuando expulsó a 35 diplomáticos rusos del país y se apoderó de dos instalaciones usadas por las misiones rusas. Esas acciones se dieron en respuesta por la intromisión de Rusia en la elección presidencial, así como por sus continuas agresiones militares en Ucrania.

Y ahora Putin está buscando reducir el número de diplomáticos de Estados Unidos en Rusia a 455, un número igual al número de diplomáticos rusos que están ahora en Estados Unidos, dijo el Ministro de Exteriores ruso el viernes pasado, dándole a Washington una fecha límite para esto del 1 de septiembre.

Estados Unidos aún no ha identificado cuántos diplomáticos suyos están en Rusia.