(CNN Español) - Fueron sacados de sus casas en la madrugada. Los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, que cumplían arresto domiciliario, fueron detenidos de nuevo. Por el momento se sabe que fueron devueltos a Ramo Verde.

Ambas detenciones se producen un día después de que Maduro declaró una victoria en una votación en la elección de los miembros de la Asamblea Constituyente, lo que que le permitirá consolidar aún más su poder sobre la nación devastada por la crisis. Gran parte del mundo —y muchos de los propios ciudadanos de Venezuela— han calificado el proceso como un asalto a la democracia.

La detención de los líderes opositores ha causado reacciones de rechazo e indignación tanto en Venezuela como en el mundo:

"Que los dos líderes opositores hayan sido sacados de sus casas en la madrugada es una señal de que el gobierno de Maduro está desesperado por callar todas las formas de crítica mientras la crisis política y humanitaria llega a un punto de quiebre", dijo Amnistía Internacional en un comunicado este martes.