(CNN) - Una persona que se autodescribió como “bromista de correo electrónico” en Gran Bretaña engañó a una cantidad de funcionarios de la Casa Blanca y los hizo pensar que él era otro funcionario.

La broma llegó tan lejos que incluso convenció al funcionario encargado de la ciberseguridad de la Casa Blanca de que él era Jared Kushner, el asesor y yerno del presidente Donald Trump, y recibió la dirección de correo electrónico privada de ese funcionario sin haberla solicitado.

“Tom, estamos arreglando una velada hacia finales de agosto”, escribió el falso Jared Kushner desde una cuenta de Outlook a la cuenta de correo electrónico oficial de la Casa Blanca del asesor de Seguridad Nacional Tom Bossert. “Sería genial si pudieras ir, prometo comida o al menos una calidad comparable a la que comíamos en Iraq. Debe ser una gran tarde”.

Bossert escribió de vuelta: “Gracias, Jared. Con una promesa como esa, no me puedo negar. También, si alguna vez lo necesitas, mi email personal es…”

Bossert no respondió a los pedidos de CNN para hacer un comentario; el bromista del correo electrónico dijo que quedó sorprendido de que Bossert respondiera dada su experiencia. Los correos electrónicos fueron compartidos a CNN por el bromista.

Los funcionarios de la Casa Blanca reconocieron los incidentes y dijeron que los están tomando muy seriamente. “Tomamos muy en serio todos los asuntos relacionados con la ciberseguridad y seguimos investigando estos incidentes”, le dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders a CNN.

Expertos en seguridad cibernética consultados por CNN dicen que los incidentes ilustran qué tan vulnerables son los estadounidenses —incluso aquellos que están en los más altos niveles de poder— a potenciales amenazas de fraude electrónico, el proceso por el cual los funcionarios son engañados por los hackers, y exponen las computadoras y sistemas del gobierno a varias amenazas cibernéticas.

Nadie en cualquiera de esas situaciones debe hacer clic en vínculos sospechosos y el bromista al parecer motivado por la travesura, no hace mayor daño, por lo que la severidad de estas bromas a la Casa Blanca no debe ser exagerada. Pero los correos de fraude electrónico usualmente empiezan el proceso haciéndose pasar por un amigo o un colega que le pide a la víctima hacer otra acción.

“Esto muestra qué tan susceptible son los funcionarios de gobierno al fraude electrónico en general”, le dijo a CNN Adam Malone, un antiguo especialista en seguridad y agente especial del FBI. “El fraude electrónico [a través del correo electrónico] es la técnica más común usada por los hackers para acceder a sus víctimas. Esta información da una luz sobre qué tan fácil es para la gente construir confianza con personas no verificadas.