(CNN) -  Michelle Carter, quien fue condenada por homicidio involuntario en el suicidio de 2014 de su novio, fue sentenciada este jueves a una pena de dos años y medio, con 15 meses de prisión más un período de libertad condicional supervisada.

"Esta corte debe y ha equilibrado entre la rehabilitación, la promesa de que la rehabilitación funcionaría y un castigo por las acciones que han ocurrido", dijo el juez de la Corte Juvenil del Condado de Bristol, Lawrence Moniz.

 

Su novio se envenenó al inhalar monóxido de carbono en su camioneta.

Las propias palabras de Carter, preservadas en cientos de mensajes de texto presentados como evidencia durante seis días de testimonios, ayudaron a sellar su condena en la muerte de Conrad Roy III, de 18 años, dijo el juez de la Corte Juvenil del Condado de Bristol, Lawrence Moniz.

"Ella admite en ... textos que no hizo nada: no llamó a la policía o a la familia del señor Roy" después de escuchar sus últimas respiraciones durante una llamada telefónica, dijo Moniz. "Y finalmente, ella no emitió una simple instrucción adicional: Sal de la camioneta".

Esto podría establecer un precedente legal para saber si es un crimen decirle a alguien que se suicide.

Los escalofriantes mensajes de texto

Más de un mes después de que Conrad Roy III terminara su vida en julio de 2014 al inhalar monóxido de carbono en su camioneta, Samantha Boardman dijo que recibió un mensaje de texto inquietante.

Fue de una amiga, Michelle Carter, de 17 años, quien había sido la novia de Roy.

Y decía: "Salió del coche porque estaba funcionando y se asustó y le dije que volviera a entrar".

Lo que aparentemente estaba funcionando era el intento de Roy de quitarse la vida al inhalar el gas mortal en su Ford F-150 negro, según el testimonio del segundo día del juicio de Carter por cargos de homicidio involuntario.

Boardman, quien conocía a Carter de la escuela secundaria, también testificó en el juicio que su compañera de clase le había enviado un mensaje de texto siniestro el día antes de que el cuerpo de Roy fuera encontrado desplomado en su camión con un motor de gasolina portátil en el asiento trasero.

"¿Hay algún modo en que un generador portátil pueda matarte de alguna manera?", decía el mensaje. "Porque él dijo que estaba comprando eso y otras herramientas en la tienda".

Los fiscales argumentan que estos y otros textos son evidencia abrumadora de que mientras Carter, ahora de 20 años, desempeñaba el papel de una novia cariñosa y perturbada, había instado en secreto a Roy a suicidarse. La defensa afirma que los problemas de salud mental de Roy contribuyeron a su suicidio.

'Lo oí morir'

En el juicio, Boardman y otros compañeros de clase testificaron sobre los mensajes de textos que intercambiaron con Carter sobre la lucha de la joven con un aparente trastorno alimentario, sobre su soledad y sentimientos de inutilidad por no tener amigos, y sobre cómo se lastimaba a sí misma a veces.

Una compañera de clase, Olivia 'Livy' Mosolgo, testificó que Carter trató de llamar la atención de las chicas que habían dejado de hablar con ella y lamentó no tener amigos.

En un texto, según le dijo Mosolgo a la corte, Carter le pidió que dejara de llamarla "bonita" y "maravillosa" porque no fue invitada a fiestas.

"Livy, no tengo amigos", dijo Carter en un texto.

"Nadie quiere estar conmigo", decía en otro mensaje. "Estoy sola todo el tiempo."

Otra amiga de la escuela, Alexandra 'Lexi' Ebla, testificó que aproximadamente un mes después del suicidio, Carter le envió un mensaje de texto sobre un torneo de softbol de caridad que había organizado en honor de Roy.

Ella dijo que el texto de Carter decía: "¡Pongo a los Homers para Conrad en Facebook, soy famoso ahora jaja, echa un vistazo!"

Ali Eithier, quien trabajó como consejera en un campamento de verano donde Carter trabajó voluntariamente, le dijo a la corte que estaba sorprendida por los detalles íntimos sobre la muerte de Roy que Carter le reveló en mensajes de texto. Eithier dijo que no conocía bien a Carter.

Un texto enviado a Eithier, días después de la muerte del joven, decía: "Yo estaba hablando por teléfono con él cuando se suicidó, lo oí morir".

'Tienes que hacerlo, Conrad'

En un texto a Boardman en la noche en que Roy murió, Carter escribió: "Escuché gemir como si alguien en agonía y él no contestó cuando dije su nombre. Me quedé en el teléfono por 20 minutos y eso es todo lo que escuché".

Ella siguió con la historia en otro texto la noche siguiente: "Podemos hacer algo esta noche para poderme olvidar de eso".

La vicefiscal de distrito, Maryclare Flynn, dijo que cuando Roy tuvo dudas sobre esa fatídica noche, Carter le dijo que volviera a la camioneta y escuchó en el teléfono mientras gritaba de dolor y tomaba su última respiración.

"Ella se burló de él cuando decidió que no quería morir", dijo Flynn en su declaración de apertura ante el Tribunal de la Corte Juvenil del Condado de Bristol Lawrence Moniz, quien decidirá el caso. "Ella lo puso en el coche esa noche".

Este miércoles el juez salió de la sala del tribunal para visitar el estacionamiento donde Roy se quitó la vida.

Una gran parte del caso de la Fiscalía se basa en una serie de mensajes de texto de Carter que aparecieron en el teléfono de Roy en el último día de su vida. Uno tras otro, dijeron los fiscales, los mensajes parecen mostrar que lo presionan para que se suicide:

"Tienes que hacerlo, Conrad".

"No puedes pensar en eso, solo tienes que hacerlo"

"¿Vas a hacerlo hoy?"