Washington (CNN) - Antes de que su gestión como director de comunicaciones de la Casa Blanca terminara de manera abrupta este lunes, Anthony Scaramucci tenía un plan para hacer cambios profundos en el equipo de comunicaciones del gobierno de Donald Trump, según revela un memorando del 30 de julio (un día antes de su salida).

Scaramucci le envió a CNN el documento (aquí completo en inglés), que fue publicado primero por el reconocido personaje de la derecha Mike Cernovich en Medium.

MIRA: ¿Por qué sale Scaramucci de la Casa Blanca?

Anthony Scaramucci.

Lo primero en la lista de cosas que quería hacer Scaramucci quien solo estuvo 11 días en el cargo era reunirse con el entrante jefe de gabinete de la Casa Blanca John Kelly, quien curiosamente fue el encargado de dar la noticia de que a Scaramucci se le había pedido que dejara el cargo, este lunes.

Según el memorando, Scaramucci quería dirigir al equipo de comunicaciones para mejorar las relaciones con la prensa. “POTUS (cuenta oficial del presidente de Estados Unidos en Twitter) puede escoger luchar con los medios, pero el equipo de comunicaciones no puede hacerlo”, dice el memorando, que Scaramucci tenía planeado enviarles a los empleados de la Casa Blanca.

El documento sugería la idea de un “buzón de quejas” para que los miembros de la prensa expresaran sus opiniones.

LEE: Las cinco frases más descabelladas de Anthony Scaramucci a The New Yorker

Scaramucci tenía grandes ideas para producir más contenido positivo desde la Casa Blanca, con lo cual el equipo de comunicaciones hubiera gastado una pequeña cantidad de sus recursos en responder a historias negativas.

Sugería, por ejemplo, que el presidente publicara con frecuencia columnas de opinión en periódicos, que hiciera “charlas modernas y junto a la chimenea” con los miembros del gabinete y que tomara preguntas de los ciudadanos a través de transmisiones en vivo.

El memorando de Scaramucci también muestra que pensaba esforzarse por “humanizar” al presidente.

“Por ejemplo, POTUS es el mejor jugador de golf en ser presidente”, se lee en el documento. “Tal vez podemos tener una lotería nacional en línea en la que el premio sea jugar una partida de golf con él... o una subasta de caridad. POTUS tiene un lado divertido e irreverente que fue compartido con el electorado durante la campaña” presidencial.