(CNN) - La experimentada fiscal de crímenes de guerra, Carla del Ponte, ha renunciado a la Comisión Internacional Independiente de Investigación de la ONU sobre Siria, confirmó el panel este domingo.

Del Ponte fue uno de los tres miembros del panel nombrado por la ONU encargado de investigar las violaciones de los derechos humanos en Siria, entre ellos los ataques con armas químicas, la tortura de prisioneros y el ataque a hospitales.

Carla del Ponte (Crédito: Getty Images)

"Estoy dejando esta comisión, que no está respaldada por ninguna voluntad política", dijo a una mesa redonda en el Festival Cinematográfico de Locarno, informó Reuters. "No tengo poder mientras el Consejo de Seguridad no haga nada", añadió. "Somos impotentes, no hay justicia para Siria", añadió.

Del Ponte se ha desempeñado en la Comisión desde septiembre de 2012, un año después del inicio del conflicto sirio. Desde que comenzó, la guerra civil siria ha dejado unos 400.000 muertos y millones de desplazados.

La Comisión de Investigación de la ONU dijo en una declaración que su trabajo continuaría luego de la partida de Del Ponte.

"Es nuestra obligación persistir en su trabajo en nombre del incontable número de víctimas sirias de las peores violaciones a los derechos humanos y delitos internacionales conocidos por la humanidad", dijo la Comisión, agradeciéndole a Del Ponte por sus contribuciones. "Tales esfuerzos son necesarios ahora más que nunca".

Del Ponte informó a mediados de junio a sus colegas, el brasileño Paulo Pinheiro y la estadounidense Karen Koning AbuZayd, de su decisión de irse, según el comunicado.