(CNN) - Emergen nuevos detalles sobre un extraño "ataque acústico" a los empleados estadounidenses en la embajada de Cuba. Según un funcionario del gobierno de EE.UU. que habló con Patrick Oppmann de CNN, el incidente fue un "ataque" y no un intento de escuchar las conversaciones que salió mal, y que EE.UU. está investigando si un tercer país estuvo involucrado.

El funcionario le dijo a CNN que el dispositivo fue usado en varios "ataques acústicos" en empleados del Departamento de Estado de la embajada de EE.UU. en La Habana era sofisticado y que operaba fuera del rango de los sonidos audibles. El dispositivo pudo ser activado afuera o dentro de las residencias de los diplomáticos de EE.UU. que viven en La Habana. El funcionario dijo que este no es un caso de espionaje, sino que todo apunta a que es "un ataque".

(Crédito: YAMIL LAGE/AFP/Getty Images)

Estados Unidos está investigando si hay un tercer país involucrado como "venganza" por las acciones que ha tomado contra otros países y que "causan polémica entre EE.UU. y Cuba", según la fuente del gobierno que habló con Oppman de CNN.

No se sabe hasta qué grado Cuba estuvo involucrado en el ataque. El funcionario dice que los elementos del gobierno de Cuba tuvieron que haber "facilitado" el ataque a cierto nivel, porque las fuerzas de seguridad de Cuba tienen un fuerte control sobre el país.

La fuente también dijo que es posible que las personas detrás del ataque no fueran conscientes de la magnitud del daño que causaron. Un diplomático estadounidense ahora deberá usar un auricular para ayudarlo a oír, afirmó el funcionario.

El Ministerio de Relaciones Exteriores enfatiza categóricamente que Cuba jamás ha permitido ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción. Asimismo, reitera la disposición a cooperar para lograr el esclarecimiento de esta situación.

El FBI investigará

Cuba está cooperando con EE.UU. y permitirá que agentes de FBI lleguen a la isla para ayudar en la investigación del "ataque acústico", según le dijo un funcionario de EE.UU. a CNN.

Estados Unidos cree que varios empleados del Departamento de Estado de la embajada de Estados Unidos en La Habana fueron objeto de un "ataque acústico", que afecta sus ondas cerebrales, y que al menos dos funcionarios quedaron con problemas de salud tan graves que necesitaban ser trasladados a Estados Unidos para recibir tratamiento, dijeron funcionarios del Departamento de Estado a CNN.

Los empleados afectados no estaban en el mismo lugar al mismo tiempo, pero sufrieron una variedad de síntomas físicos desde finales de 2016, que se parecían a una conmoción cerebral.

El Departamento de Estado lo planteó con el gobierno cubano durante varios meses y envió personal médico a La Habana, pero no ha podido determinar exactamente qué sucedió.

"Puede ser muy grave", dijo un funcionario. "Hemos trabajado con los cubanos para tratar de averiguar qué está pasando, insisten en que no lo saben, pero ha sido muy preocupante y problemático".