(CNN Español) - La posibilidad de que la crisis política en Venezuela se solucione por medio de acciones militares externas fue rechazada este sábado por varios gobiernos latinoamericanos, luego de las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que no descartaba una "opción militar" para el país sudamericano. 

El canciller de México, Luis Videgaray, dijo en Twitter que "la crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas".

Videgaray compartió un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores que dice que México "seguirá haciendo todos los esfuerzos diplomáticos posibles para que se restaure la democracia en Venezuela a través de una salida pacífica y negociada".

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo también en Twitter que condenaba el "afán intervencionista de EE.UU. contra Venezuela, país que busca la paz". En un tuit previo, Morales había criticado el "silencio cómplice" de la "derecha local e internacional" ante amenaza de Trump contra Venezuela.

En tanto, en un comunicado, la cancillería de Colombia dijo que el gobierno de Juan Manuel Santos rechaza "medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas".

En Venezuela, el grupo Foro Penal Venezolano dijo en un comunicado que "rechazamos toda medida de agentes internos o externos que implique el abandono de las vías pacíficas para la resolución de cualquier tipo de crisis o de conflicto".