(CNN) – Según todos los cálculos, Harvey causará daños significativos en la costa de Texas durante los próximos días. Y aunque no sabemos cuál será la magnitud completa de su furia, sí podemos analizar cómo sus predicciones se comparan con otros huracanes y tormentas históricos que golpearon a Estados Unidos.

Fecha

Este jueves, Harvey pasó oficialmente de ser una tormenta tropical a un huracán. Y, dado que el país está en medio de la temporada de huracanes, ese hecho por sí mismo no es una sorpresa. Sin embargo, Harvey comparte una superposición increíblemente cercana en fechas con otros ciclones devastadores. Incluidos el huracán Andrew, que desgarró el sur de Florida en 1992, y el huracán Katrina, que en 2005 hundió a Nueva Orleans y sus alrededores en una crisis y sigue siendo uno de los huracanes más destructivos en la historia de Estados Unidos.

Huracán Harvey: 24 de agosto de 2017 –

Huracán Katrina: 23 de agosto – 31 de agosto de 2005

Huracán Andrew: 16 de agosto – 28 de agosto de 1992

Tamaño

Al considerar el daño que un huracán puede dejar a su paso, el tamaño es apenas uno de varios factores. Por ejemplo, Harvey es relativamente pequeño si se mira el diámetro de los vientos de fuerza tropical que produce. También es importante destacar que una gran tormenta en el océano probablemente producirá mucho menos daño que un ciclón pequeño que viaja tierra adentro.

Huracán Harvey: 450,6 kilómetros.

El huracán Harvey en el Golfo de México el pasado viernes 25 de agosto.

Huracán Igor (2010): 1.480 kilómetros

El huracán Igor se desplaza hacia el este de las islas de Barlovento en septiembre de 2010.

Igor fue la tormenta más grande que se ha registrado en el Atlántico. Amenazó la costa canadiense cerca de Terranova, pero su punto máximo ocurrió cuando todavía estaba sobre el océano.

Huracán Sandy (2012): 775,7 kilómetros

Sandy fue el segundo huracán más grande que ha sido registrado con esta definición, pues también ha sido denominado una súpertormenta. El ciclón causó daños significativos a Nueva York, Nueva Jersey y otras áreas del norte de Estados Unidos.

Sandy agitando la costa este de Estados Unidos, el 28 de octubre de 2012.

Descripción

La descripción del huracán Harvey es lo que en realidad tiene preocupados a muchos meteorólogos y expertos. Aquí hay un vistazo al lenguaje de los últimos boletines emitidos por el Servicio Meteorológico Nacional sobre Harvey comparado con el de las descripciones del huracán Katrina en 2005.

Huracán Harvey:

“Protéjase contra los vientos mortales, que pueden tener impactos devastadores en Matagorda Bay (Texas), desde Port O'Connor hasta Sargent. Los impactos potenciales en esta área incluyen:

Daños estructurales a edificios robustos, algunos con pérdidas totales en el techo y las paredes. Destrucción completa de casas móviles. Daños supremamente acentuados por los grandes proyectiles aerotransportados. Las ubicaciones pueden quedar inhabitables durante semanas o meses.

Numerosos árboles de gran tamaño quebrados o arrancados, así como cercas y señales de tránsito arrastradas por el viento.

Muchas carreteras intransitables por los grandes escombros, sobre todo en los lugares urbanos o con una gran cantidad de árboles en sus inmediaciones. Muchos puentes, calzadas y rutas de acceso son intransitables. Numerosos puentes, calzadas y rutas de acceso quedarán sin paso.

Pérdidas generalizadas de la energía y las comunicaciones”.

Hurricane Katrina:

“Se esperan daños devastadores

La mayor parte del área quedará inhabitable durante semanas ... tal vez más. Por lo menos la mitad de los hogares bien construidos tendrá daños en el techo y las paredes. Todos los tejados a dos aguas se derrumbarán… dejando a esos hogares gravemente perjudicados o destruidos. ...

Los cortes de energía durarán semanas enteras ... ya que la mayoría de polos de energía serán derribados y los transformadores quedarán destruidos. La escasez de agua resultará en un sufrimiento humano increíble para los estándares modernos.

La gran mayoría de los árboles nativos serán arrancados. Sólo los más robustos permanecerán de pie... El ganado abandonado que quede expuesto a los vientos morirá".

Fuerza

El ojo del huracán Harvey tocó tierra el viernes por la noche como un ciclón de categoría 4, en la escala Saffir-Simpson. Esta escala mide la velocidad del viento: en una categoría 4, los vendavales alcanzan entre 209 y 251 kilómetros por hora. Además, se describe como una huracán que producirá un "daño catastrófico". Estas fueron las clasificaciones que registraron otras tormentas cuando alcanzaron tierra:

Huracán Irene (2011): categoría 1, tocó tierra en Carolina del Norte

Huracán Ike (2008): categoría 4, tocó tierra en las Bahamas. Después, con categoría 2, llegó a Texas.

Huracán Katrina (2005): categoría 1, tocó tierra en Florida. Luego, con categoría 3, llegó a Louisiana.

Huracán Charley (2004): categoría 4 después tocar tierra por segunda vez en Florida.

Huracán Andrew (1992): categoría 5, tocó tierra en en el sur de Florida. Fue reclasificado en categoría 4 en 2002.

Ruta y velocidad

Otro de los temas que más les preocupa a los meteorólogos y analistas es el camino que, se espera, recorra Harvey. Bill Read, exdirector del Centro Nacional de Huracanes, le explicó a John Berman de CNN que en vez de golpear la costa de Texas y moverse tierra adentro, regresar al mar o disiparse rápidamente, Harvey puede simplemente quedarse en un mismo lugar durante algún tiempo, sembrando el caos.

"Es algo que no he visto en mucho, mucho tiempo", explicó el experto. "(Harvey puede) detenerse y prácticamente dejar de moverse, justo después de tocar tierra, y la increíble cantidad de lluvia que producirá va a llevar a que haya un récord en las inundaciones”, añadió.

"Podríamos ver que esta tormenta se quede durante casi cinco días en algunos lugares", indicó Read.

En comparación, incluso Katrina se movió rápidamente, tocando tierra tres veces y fortaleciéndose y debilitándose en el transcurso de cuatro días.

Potencial de inundación

Obviamente, como el ciclón puede permanecer en el mismo punto por algún tiempo, las inundaciones representan una gran preocupación en las zonas afectadas. Según Read, algunas áreas podrían recibir lluvias de hasta 101 centímetros en un período muy corto. Además, la oleada de Harvey –que es el aumento del mar a medida que el ciclón se mueve hacia el interior– podría poner seriamente en riesgo la costa.

En la amenaza de inundación es donde Harvey y Katrina se parecen, pero las inundaciones de este último no sólo fueron por la lluvia. Cuando Katrina tocó tierra en la baja Luisiana demolió los diques, lo que provocó las devastadoras inundaciones.

Los niveles de inundaciones en Nueva Orleans, cuatro días después de que el huracán Katrina llegara a la costa del Golfo.

El meteorólogo de CNN Gene Norman contribuyó a este informe.