(CNN) - Antes de que el huracán Harvey tocara tierra en Texas, muchas personas se preguntaban si esta tormenta en el Golfo de México y su impacto estaba intensificado por el cambio climático.

Esto es lo que dicen los expertos.

‘Un evento de 1 en 1.000 años’

El huracán Harvey es único pues sufrió una “rápida intensificación”. Desde el jueves en la mañana al viernes por la tarde hizo una transición de tormenta tropical con vientos de 72 kilómetros por hora a un huracán categoría 3 con vientos de 200 kilómetros por hora, en solo 36 horas.

Las inundaciones suelen ser uno de los peores impactos de las tormentas que llegan a tierra firme. Y con el estancamiento de la tormenta en tierra, la amenaza de inundación se ha convertido en la impresión duradera de Harvey.

Es raro que una tormenta se mueva a tierra y luego vuelva a posarse sobre el mismo cuerpo de agua del que vino. La lluvia excesiva ha causado las inundaciones más devastadoras que el impacto inicial de Harvey.

El meteorólogo de CNN Dave Hennen etiquetó a Harvey como “un evento de 1 en 1.000 años”.

El aumento de la temperatura, hace crecer los océanos

El gradual aumento de la temperatura en el Golfo de México —unos 2°C por encima del promedio— podría ser una olla a presión para los ingredientes clave de un huracán: vientos extremos, precipitaciones y oleaje de tormenta.

Donde Harvey se intensificó y tocó tierra en las costas de México y Texas, las temperaturas del agua eran de cerca de 1°C por encima del promedio. Las temperaturas más altas del agua estaban en el Golfo Oriental, cerca de la Florida.

Esa área tibia en el este del Golfo también donde una perturbación tropical ha estado tratando de formarse desde la semana pasada, pero nunca se volvió una depresión tropical. Así que aunque el agua más caliente puede estar asociado con huracanes más fuertes, no siempre es el caso.

Las formas más directas que el cambio climático influye en los huracanes pueden venir en forma de aumento de las oleadas de tormenta como resultado del aumento del nivel del mar. La tormenta que crea la oleada podría no ser grave, pero si está ocurriendo en la costa donde los niveles del mar son más altos debido al cambio climático, la oleada de tormenta entonces sí será más alta.

‘Un gran desastre con o sin calentamiento’

Los científicos analizan las condiciones entre Harvey y el cambio climático usando observaciones históricas y simulaciones de computador, pero eso no ocurrirá hasta que la tormenta se termine.

Los expertos ya están tratando de responder preguntas sobre la tormenta y lo que la causó.

“En todo el mundo y en Estados Unidos —y en Houston específicamente durante el último par de décadas— eventos de fuertes precipitaciones se han incrementado en frecuencia e intensidad, como predice la ciencia del clima”, escribió en un mail Adam Sobel, profesor de la Universidad de Columbia que investiga las dinámicas atmosféricas y del clima.

“Dada la situación meteorológica específica (las posiciones de los sistemas de alta presión y la corriente en chorro), y la presencia de una gran ciudad en esa ubicación, Harvey pudo haber sido un gran desastre con o sin calentamiento”, agregó el experto de la Universidad de Columbia.