(CNNMoney) - Menos de una semana después de que Estados Unidos destacó la ausencia de “actos provocativos” por parte de Corea del Norte, el régimen de Kim Jong-un disparó un misil balístico sobre Japón.

La acción de este martes, que ocurre poco después del lanzamiento de misiles de corto alcance durante el fin de semana, aumenta la probabilidad de más sanciones al comercio exterior de Corea del Norte, según expertos.

“Esta última provocación aumentará el apoyo de Estados Unidos y sus aliados para tomar más pasos para presionar a Pyongyang y a los gobiernos y las empresas que hacen negocios con el régimen”, escribió en un análisis Scott Seaman, director del Grupo Eurasia.

Japón tiene un mensaje de alerta antes misiles de Corea del Norte. Entérate de cómo funciona en el siguiente video:

La semana pasada, el secretario de Estado de EE.UU. Rex Tillerson dijo que estaba satisfecho de que el régimen de Kim hubiera “demostrado moderación” desde que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó su última ronda de sanciones, el 5 de agosto.

Esas medidas estaban orientadas a golpear las exportaciones norcoreanas a través de industrias fundamentales como el carbón, el mineral de hierro y los mariscos. Pero en ese momento los analistas advirtieron que esas sanciones no eran suficientes para hacer que Kim Jong-un cediera en el rápido avance del programa nuclear de Corea del Norte.

Entonces, ¿qué le queda al presidente Trump?

Textiles

Se calcula que China representa cerca del 90% del comercio exterior de Corea del Norte, lo que provee un nexo vital entre el régimen de Kim y la economía global.

Las sanciones de la ONU ya prohibieron tres de las cinco categorías de productos que China compra a su vecino pobre y más pequeño. Las otras dos involucran textiles y ropa.

MIRA: ¡Se agotó el tiempo! Los estadounidenses ya no podrán viajar a Corea del Norte

Petróleo

Las exportaciones de Corea del Norte a China proveen al régimen de Pyongyang de una importante fuente de ingresos. Y las exportaciones de China a Corea del Norte incluyen bienes y productos que el aislado país necesita para seguir funcionando.

En lo más alto de esa lista de productos está el petróleo, que para algunos expertos debería haber estado en la lista previa de sanciones de la ONU.

Pero hoy es imposible tener un registro exacto de cuánto petróleo le vende China a Corea del Norte, pues hace años que Beijing dejó de incluir esa información en sus reportes de aduanas.

“Sin reporte, el crudo podría ser una forma de apretar –o de apoyar– al régimen sin que nadie de afuera pueda escudriñar lo que están haciendo”, escribió hace poco en un blog el analista de investigaciones del Instituto Peterson de Economía Internacional Kent Boydston.

LEE: Trump dice que todas las opciones están sobre la mesa tras el lanzamiento del misil de Corea del Norte

Bancos chinos

Las dudas sobre la voluntad de China y de Rusia de presionar realmente a Corea del Norte provocaron que se le haya pedido a Estados Unidos que luche con fuerza contra las compañías de esos países que hacen negocios ilícitos con el régimen de Kim.

El gobierno de Trump ya tomó algunas medidas en ese frente, incluyendo sanciones para un grupo de entidades chinas y rusas. En junio, el Departamento del Tesoro bloqueó a un banco regional chino, acusado de tener nexos ilegales con Corea del Norte para acceder al sistema financiero de EE.UU.

Pero el exfuncionario del Tesoro Anthony Ruggiero dice que todavía se pueden tomar medidas mucho más severas en contra de bancos chinos, incluyendo grandes multas.

Sin embargo, otros expertos dicen que China nunca presionará a Corea del Norte tanto como para llevar al régimen al límite y hacer que Kim cambie el programa nuclear. Los líderes chinos quieren preservar al régimen de Pyongyang como un amortiguador estratégico contra la influencia de EE.UU. en el este de Asia y evitar un colapso caótico de un país vecino.

Además, al aumentar la presión sobre Beijing, algunos expertos advierten que Trump podría provocar represalias de China en contra de los negocios de EE.UU. en la región.