(CNN) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se pronunció sobre la crisis de Corea del Norte, advirtiendo a Estados Unidos y a otros de no caer "en un callejón sin salida" y pidió que se dialogue para resolver el problema.

"Rusia cree que la política de presionar a Pyongyang para que detenga su programa de misiles nucleares es equivocada y vana", aseguró Putin en un artículo publicado este jueves por el Kremlin, antes de la cumbre de los BRICS en Xiamen (China).

Vladimir Putin, presidente de Rusia. (Crédito: ATTILA KISBENEDEK/AFP/Getty Images)

"Los problemas de la región sólo deben resolverse a través de un diálogo directo entre todas las partes involucradas, sin condiciones previas. Las provocaciones, la presión y la retórica militarista e insultante son un camino sin salida", dijo Putin.

Sus comentarios fueron publicados horas después de que Estados Unidos y Corea del Sur realizaron un simulacro de incursión en la Península Coreana que fue denunciado por Pyongyang como un "acto precipitado".

Rusia participó en las conversaciones a seis bandas, que tuvieron lugar a mediados de la década de 2000, en un intento de lograr que Corea del Norte abandonara su por entonces creciente programa nuclear.

En sus comentarios, el presidente ruso dijo que la situación en la península coreana estaba "equilibrándose al borde de un conflicto de gran escala".