(Crédito: FRED TANNEAU/AFP/Getty Images)

(CNN Español) – La conversación por WhatsApp de un grupo de madres tiene indignadas a las redes sociales: celebraron que un niño con síndrome de Asperger fuera retirado del grado de sus hijos. "¡Al fin una buenísima noticia! ¡Era hora de que se hicieran valer los derechos del niño para 35 y no para uno sólo!”, escribió una de ellas en el chat, según reportó la agencia de noticias argentina Télam. Y ahora las autoridades de la provincia de Buenos Aires investigan a qué se debió el cambio del menor.

De acuerdo a Télam, la Dirección General de Cultura y Educación designó inspectoras para el Centro Educativo Franciscano San Antonio, en Merlo (provincia de Buenos Aires), a donde asiste el niño con síndrome de Asperger. El objetivo es evaluar si el cambio de grado fue una decisión para mejorar el aprendizaje y la convivencia. Según le aseguró a la agencia Nora Pinedo, directora Provincial de Educación de Gestión Privada, “estamos analizando las causales del cambio y lo que originó el conflicto ya que no siempre tenemos conocimiento de todas estas situaciones que se generan institucionalmente”.

Por su parte, Gustavo González, representante legal del colegio, le señaló a la prensa local que en la institución pensaron en una estrategia pedagógica “muy común”, como lo es el cambio de grado para que “tenga un nuevo entorno, nuevos compañeros, nuevos docentes y pueda finalizar el ciclo lectivo de mejor forma que lo venía desarrollando”. Añadió que llevan cuatro años trabajando con el niño y que consideraron que lo mejor era que finalizara en otro curso.

Sin embargo, la madre del menor le aseguró al diario Clarín: “Mi hijo está angustiado. Le costó mucho tener un grupo de amigos y no quiere perder lo que consiguió. Lo charló con la psicóloga, pero no es un cambio fácil para él”. Y añadió que ver lo que escribieron las otras madres le generó “angustia y vergüenza ajena”. “Pedí una reunión con la directora de la escuela para que me ponga por escrito por qué cambiaron a mi hijo de sección. Verbalmente me dijo que lo hacía para 'aliviar al curso’”.

¿Qué es el síndrome de Asperger?

La Asociación Asperger Argentina explica en su página web que el síndrome de Asperger es una condición “del neurodesarrollo”, que hace parte de los Trastornos del Espectro Autista. Según la organización, quienes sufren de Asperger “presentan una manera distinta de pensar y relacionarse, y en muchos casos, esto puede llegar a provocar inquietud. Sin embargo, sus acciones nunca persiguen una finalidad perturbadora”. Ahora, aclara que en las capacidades relacionadas con “la inteligencia dura, racional, unívoca, híperlógica”, estas personas suelen tener rasgos muy positivos. Por ejemplo, suelen tener memoria prodigiosa y facilidad para la matemática, tecnología, estructuración y pensamiento lógico.

Los puntos débiles que tienen en el ámbito social, indica la asociación, se relacionan con “los inconvenientes para percibir los aspectos no verbales del lenguaje, especialmente el lenguaje corporal y gestual, los códigos implícitos en la comunicación, la relación con el contexto, los cambios simultáneos y vertiginosos de las situaciones sociales, la tolerancia a la frustración, el aplazamiento y la espera”. De ahí que suelan ser literales y se les dificulte interpretar chistes y metáforas. “Las personas con Síndrome de Asperger tienen mucho interés en hacer verdaderos amigos, pero sus insistentes intentos fallidos provocan dolor y enojo”, añade la organización.

Así fue la reacción en redes sociales

Cuando el chat de las madres se viralizó, los mensajes críticos que condenaban tal comportamiento no se hicieron esperar. Estos son algunos de los mensajes que han circulado.