(CNNMoney) - Uber está enfrentándose a una fuerte competencia de una compañía emergente respaldada por China que promete viajes más baratos en uno de los mercados más ocupados del mundo.

Taxify lanzó su aplicación de viajes compartidos en Londres este martes, ofreciendo tarifas de viaje a mitad de precio y sin aumento hasta el final del mes.

“Sabemos que los londinenses están pidiendo una alternativa a las opciones que están disponibles actualmente y hemos escuchado atentamente lo que quieren tanto los conductores como los usuarios”, dijo Markus Villig, director ejecutivo de Taxify.

El lanzamiento de esta aplicación en la capital británica llega mientras Uber está luchando para recuperarse de una serie de escándalos dañinos que terminaron en la salida de su CEO.

La llegada de esta nueva compañía parecía estar atrayendo mucho interés: Taxify estaba en el top de la lista de tendencias en la tienda Apple de Reino Unido el martes en la mañana.

Pero a pesar de que Taxify dijo que tenía “miles de conductores que se inscribieron” antes de su lanzamiento, su servicio parecía estar rezagando a Uber en algunas partes centrales de Londres, con largos tiempos de espera.

“En su etapa inicial, esto es normal y estamos esperando que más conductores se unan en las próximas horas”, dijo una portavoz de Taxify. “En el largo plazo, esperamos ofrecer a nuestros clientes tiempos de espera más cortos”.

Los tiempos de espera ya eran competitivos en algunos lugares, como cerca de la Royal Opera House, agregó la portavoz de Taxify.

Taxify está entrando en un mercado abarrotado. Otras aplicaciones como Gett y MyTaxy ya compiten con firmas más tradicionales para negocios en Londres.

Taxify inició operaciones en Estonia en 2013. Y dice que toma menos comisión de los conductores que Uber y otros rivales, dándoles a los clientes tarifas más bajas.

Su lanzamiento en la capital británica coincide con el primer día oficial en el cargo del nuevo director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, que fue elegido hace unos días para ayudar a renacer a la startup más valiosa del mundo, luego de meses de crisis.