(CNN) - Pagar por comida en un restaurante de KFC en China se acaba de volver algo mucho más personal.

Olvídate del efectivo, de las tarjetas de crédito o de un teléfono inteligente. Los clientes pueden ahora pagar la factura con su rostro gracias a una nueva tecnología revelada el viernes.

Ant Financial, filial del gigante chino del comercio electrónico Alibaba, lanzó el nuevo servicio en la ciudad oriental de Hangzhou. Es el más reciente ejemplo del creciente uso del reconocimiento facial por parte de empresas y agencias gubernamentales en la nación más poblada del planeta.

Los comensales en el restaurante, una franquicia de KFC en China conocida como KPro, pueden hacer su pedido en una terminal montada en la pared, que luego escanea su cara.

Los comensales en el restaurante, una franquicia de KFC en China conocida como KPro, hacen su pedido en una terminal, que luego escanea el rostro. Si coincide con la imagen de la identificación de la foto almacenada en el sistema, el cliente sólo tiene que introducir su número de teléfono y se ejecuta el pago. (La comida sigue siendo servida por un ser humano normal).

El sistema se basa en la plataforma de pagos digitales Alipay de Ant Financial, que tiene más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y ya le permite a las personas acceder a su aplicación china con su cara.

Ant asegura que el restaurante KFC es la primera tienda física en el mundo que usa software de reconocimiento facial para recibir pagos.

La compañía está ansiosa por asegurarles a los consumidores que la tecnología es segura. El software analiza más de 600 características faciales para hacer una coincidencia y utiliza una cámara 3D y un algoritmo de "semejanza" para asegurarse de que la gente no esté tratando de engañarla con fotos o videos de otra persona.