(CNN) - Un día después de predecir una "catástrofe global" si las pruebas nucleares de Corea del Norte llevan a algo más que conversaciones, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que la situación puede llegar a ser "imposible" de resolver.

Putin hizo los comentarios tras reunirse con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, al margen del Foro Económico Oriental en Vladivostok (Rusia).

Vladimir Putin. (Crédito: ALEXANDER ZEMLIANICHENKO/AFP/Getty Images)

Putin se reiteró su afirmación de que las sanciones y la presión no serán suficientes para controlar a Corea del Norte.

LEE: Putin advierte que el mundo enfrentará una "catástrofe mundial" por Corea del Norte

"No sucumban ante las emociones y arrinconen a Corea del Norte. Ahora más que nunca todo el mundo necesita estar tranquilo y evitar los pasos que conduzcan a una escalada de la tensión", aseguró Putin.

"Sin los instrumentos políticos y diplomáticos, es extremadamente difícil cambiar la situación. Y para ser más preciso, creo que es absolutamente imposible", agregó.

Las tensiones por el programa nuclear de Corea del Norte se intensificaron esta semana después de que Pyongyang se jactara el domingo de haber probado con éxito una bomba de hidrógeno que podría ser montada en un misil.

LEE: Las opciones militares de EE.UU. contra Corea del Norte son "muy desagradables"

Durante su visita a Rusia, Moon habló calurosamente de su relación con Putin, diciendo que los dos eran "amigos" y compartían los mismos objetivos. "Especialmente en lo que respecta a la nueva política de Oriente que está buscando y la nueva política de defensa que estoy persiguiendo, me hace sentir que estamos soñando el mismo sueño", afirmó el mandatario surcoreano.

LEE: Amenazas comerciales de Trump: ¿por qué debilitan a EE.UU. frente a Corea del Norte?

Sin embargo, tenía un mensaje muy claro sobre la situación en la península coreana: "Si la provocación de Corea del Norte no se detiene, creo que se podría caer en una situación incontrolable".