(CNN) - La mayoría de las personas no llegan a la cima más alta del mundo ni siquiera una vez.

Pero Anshu Jamsenpa, de 38 años y madre de dos hijos, lo ha hecho cinco veces, todas a través del camino del Collado Sur, en el lado nepalés del Monte Everest. Una hazaña increíble para cualquier alpinista.

Además, este año ella rompió un récord mundial y acaparó titulares de prensa en todo el mundo cuando se convirtió en la primera mujer en conquistar dos veces en cinco días el gigante del Himalaya, de 8.848 metros de altura: primero el 16 de mayo y luego el 21 de mayo.

Y no, no creas que sus asombrosos logros terminan ahí. No era la primera vez que hacía un doble ascenso en el mismo viaje.

En el 2011, Jamsenpa llegó dos veces a la cumbre de la montaña más alta del mundo en un mismo viaje, pero en un lapso de nueve días: el 12 de mayo y el 21 de mayo, respectivamente.

Jamsenpa asegura que ha logrado todas esas hazañas gracias a su fe. “Siempre creo que estoy muy cerca de Dios, que estoy recibiendo una bendición”, le cuenta Jamsenpa a CNN, cuando se le pide que explique su estado de ánimo mientras escala la montaña.

LEE: ¿A qué edad se es demasiado viejo para escalar el Everest?

Jamsenpa se entrenó fuertemente durante dos años antes de escalar por primera vez el Everest, en el 2011. En total, lo ha hecho cinco veces, todas a través del camino del Collado Sur, en el lado nepalés de la montaña (la otra ruta es la de la Arista Norte, en el lado tibetano).

Las ventajas de una ciudad pequeña

Jamsenpa nació en Dirang, una ciudad remota metida entre las montañas en el noroeste del distrito de Arunachal Pradesh, en la India, fronterizo con Bután y el Tíbet.

Según ella, haber vivido en una ciudad pequeña tiene sus ventajas para quien quiere ser alpinista, porque “estás rodeado de naturaleza”.

Jamsenpa creció queriendo se periodista, pero no fue a la universidad. En cambio, cuando cumplió 16 años conoció a su futuro esposo, Tsering Wange, y el destino la llevó por un camino muy distinto.

Se casaron en el 2000, cuando Jamsenpa tenía 21 años.

Fue el espíritu emprendedor de Wange el que empujó a Jamsenpa hacia el Everest. En la ciudad de Bomdila, él fundó una agencia de viajes que organiza expediciones de senderismo en el noreste de la India y en Bután, bautizadas como las Vacaciones Himalayas.

Tras quedar embarazada de su segunda hija, en el 2003, Jamsenpa comenzó a trabajar de tiempo completo en la agencia turística de su marido. “Cuando comencé a revisar las cuentas descubrí que el negocio daba pérdidas”, dice ella.

A pesar de ser el presidente de una asociación local de montañismo y deportes de aventura, Wange nunca había podido escalar el Monte Everest, según su esposa porque es adicto al trabajo.

Así que ella empezó a llevar a los clientes a las expediciones de senderismo alrededor de los Himalayas. Y en una de esas expediciones, un cliente le sugirió que se entrenara profesionalmente.

“Me dijo que tenía el coraje y un estado físico muy bueno”, recuerda. “Me inscribí en un curso y una vez que comencé, jamás volví a mirar hacia atrás”.

LEE: ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando subes el Everest?

Los récords

En el 2009, a Jamsenpa se le ocurrió escalar el Everest y comenzó un intenso entrenamiento que duró dos años. En el 2011, junto con un grupo de nueve escaladores, alcanzó por primera vez la cumbre de la montaña más alta del mundo.

El mayor reto para ella en ese momento fue dejar a sus dos hijas, que tenían 5 y 10 años respectivamente.

Jamsenpa ascendió desde la ruta del Collado Sur, del lado nepalés, y no desde la ruta de la Arista Norte, del lado tibetano, porque no tenía la visa china.

En la ruta del Collado Sur, que es la que Jamsenpa ha usado en todos los ascensos que ha hecho, el campamento base está ubicado a 5.364 metros de altura y luego se encuentran otros cinco campamentos.

Y la idea de hacer un doble ascenso al Everest se le ocurrió, como no podía ser de otra manera, cuando estaba escalándolo por primera vez, en un campamento a 7.163 metros de altura.

MIRA: ¿Por qué hay cadáveres de montañistas abandonados en el Everest?

El ascenso más fácil de todos, dice, fue el segundo, que realizó en el 2011. Dice que le tomó unas seis horas. Pero esa hazaña no hizo que fuera incluida en el Libro Guinness de los Récords. El honor de ser la primera mujer en escalar dos veces el Everest en una semana fue para la nepalesa Chhurim Sherpa, quien lo hizo el 12 y el 19 de mayo del 2012.

Según Jamsenpa, Chhurim Sherpa rompió primero ese récord porque al ser nepalesa, las autoridades de su país procesaron más rápido la solicitud de escalar el Everest, mientras que con ella, por ser extranjera, tardaron más tiempo.

Después de eso, Jamsenpa se sintió frustrada y decidió no seguir intentándolo en el 2012. Pero en el 2013 se puso como meta hacerlo en menos de una semana. Sin embargo, ese año Jamsenpa no consiguió el permiso del gobierno de Nepal para escalar el Everest dos veces, con lo cual solo llegó a la cumbre una vez. Pero eso fue suficiente para que Jamsenpa se convirtiera en la primera mujer de la India en escalar esa montaña tres veces.

En el 2014 intentó escalar el Everest dos veces, pero la devastadora avalancha de abril de ese año, que mató a 16 personas, interrumpió la temporada de ascensos. En el 2015, el terremoto de Nepal frustró su sueño.

Entre 1990 y el 2016 murieron 63 sherpas y 111 alpinistas tratando de escalar el Everest, según el Centro de Información del Himalaya.

“Cada vez que lo intentas pones tu vida en riesgo”, admite Jamsenpa.

En el doble ascenso de este año, Jamsenpa logró romper el récord como la mujer que más rápido ha escalado dos veces el Everest, en un plazo de cinco días.