(CNN) - El gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, necesitaría hacer un “análisis de tendencia” para determinar una conexión potencial entre la avalancha de huracanes de este año y el cambio climático, según dijo un alto consejero de la Casa Blanca este lunes.

Tom Bossert, consejero de Seguridad Nacional del presidente Trump, les dijo a los reporteros que era muy pronto decir si las tormentas de este año estaban relacionados con el calentamiento global y agregó que se requieren más estudios.

El paso del huracán Irma por las islas del Caribe y el sur de EE.UU. dejó decenas de muertos y fuertes lluvias que provocaron inundaciones severas.

“La casualidad es algo fuera de mi capacidad de analizar en este momento”, respondió Bossert a una pregunta de Jim Acosta, de CNN.

Bossert dijo que las temporadas de huracanes son “cíclicas” y anotó que los científicos pronosticaron con precisión que este año traería en promedio mayores tormentas.

“Tendremos que hacer un análisis de tendencias más adelante”, dijo Bossert.

Las preguntas llegan mientras el gobierno de Trump continúa con sus esfuerzos de desmantelar las regulaciones y remover las referencias al cambio climático de sus sitios web, y luego de desmantelar un panel de cambio climático y retirarse del acuerdo climático de París.

En una entrevista exclusiva antes de que el huracán Irma golpeara Florida, el administrador de la Agencia de Protección Ambienta (EPA, por sus siglas en inglés), Scott Pruitt, dijo que no era momento de hablar del cambio climático.

“Tener cualquier tipo de enfoque en la causa y el efecto de la tormenta, en lugar de ayudar a la gente, o en realidad enfrentar los efectos de la tormenta, está fuera de lugar”, le dijo Pruitt a CNN, agregando que es “insensible” con la gente de Florida enfocarse en el cambio climático en este momento.

El lunes, Bossert dijo que el gobierno de Trump está consciente de las predicciones de futuras inundaciones y no quiere que los dólares federales sean usados para reconstruir las estructuras que estarán bajo amenaza creciente por el aumento del nivel del mar.

“Y lo que dije desde el podio el otro día, y con lo que el presidente (Donald) Trump sigue comprometido, es asegurarnos de que los dólares federales no sean usados para reconstruir cosas que estarán bajo amenaza en el futuro, o que no estén fortalecidas contra las inundaciones futuras que veremos”, dijo Bossert. “Y eso tiene que ver con el análisis de ingeniería y las condiciones cambiantes a lo largo de la erosión de las costas, pero también con proyectos de aguas continentales y control de inundaciones".

Más adelante dijo que “continuamos tomándonos en serio el cambio climático, no la causa de este, sino las cosas que observamos”.

El mes pasado, sin embargo, Trump remplazó una regulación que requería el diseño de proyectos de infraestructura para soportar los crecientes niveles del mar y otras consecuencias del calentamiento global, reportó NPR.